Se publicó en el DOCM la Orden que regula el procedimiento para acreditación en Castilla-La Mancha de las enfermeras y enfermeros para la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano.

CCOO-Sanidad CLM saludó la Orden de Prescripción Enfermera en Castilla-La Mancha publicada en el DOCM 1

Esta orden, muy reclamada en nuestra comunidad autónoma por el colectivo de enfermería y que entrará en vigencia veinte días después de su publicación, viene a dar cumplimiento a lo dispuesto en el reglamento estatal que atribuye a las Comunidades Autónomas la competencia para establecer los requisitos necesarios para obtener dicha acreditación.

A su vez, la modificación de la norma estatal, a través del Real Decreto 1302/2018, pone fin a la controversia entre los ámbitos competenciales de las profesiones médicas y enfermera evidenciadas en aplicación del Real Decreto 954/2015.

La Orden afecta al personal de enfermería de los centros sanitarios de la comunidad autónoma tanto del ámbito público como del privado; y los únicos requisitos exigidos, además de la titulación correspondiente dependiendo si se trata de cuidados generales o especializados, es acreditar una experiencia profesional mínima de un año o haber superado un curso de adaptación adecuado ofrecido por la Administración sanitaria de forma gratuita cuando la experiencia profesional sea inferior a un año.

En el caso de los enfermeros y enfermeras que se encuentren prestando servicios en el SESCAM como mínimo la experiencia profesional de un año, quedarán acreditados de oficio mediante resolución de la Dirección General de Planificación, Ordenación e Inspección Sanitaria.

CCOO-Sanidad y Sectores Sociosanitarios CLM valoró positivamente la Orden, que pone en valor la eficiencia del trabajo de la enfermería, optimizando los recursos y mejorando la calidad asistencial; normalizando la realidad cotidiana que se desarrolla en los centros de trabajo, respetando los ámbitos de competencia de cada profesional y ofreciendo una capacidad mayor de respuesta en un período especialmente exigente como el que estamos atravesando.

En Castilla-La Mancha, la Orden afecta alrededor de 8.000 profesionales del ámbito público y otros 500 del sector sanitario privado.