Desde CCOO-FSC CLM advierten del peligro ante la expansión de contagios por COVID-19 entre el personal del transporte sanitario, al que mayormente no se le han realizado tests después de la vuelta del verano.

CCOO-FSC CLM alerta por la expansión de contagios de COVID-19 en el personal del transporte sanitario 1

“En lo que va de mes de septiembre, a falta de datos exactos que las empresas no facilitan, y a las que se los reclamaremos formalmente, nos constan al menos tres bajas en la provincia de Albacete, dos en Cuenca y otra en Toledo; sin descartar -al contrario- que haya más casos ni en estas provincias ni en las otras dos. Algunas de estas personas están pasando la enfermedad en casa, pero otras han tenido que ser ingresadas en centros hospitalarios.”

“Las empresas tampoco informan de las bajas laborales preventivas que estos casos han provocado entre sus contactos estrechos, que es posible que no los haya si las personas contagiadas trabajan en el Transporte Programado; pero que ha de haberlos necesariamente en el caso de los/as trabajadores/as del Transporte Urgente”, señala Alfonso Tercero, responsable sectorial de CCOO-FSC CLM.

Ante esta situación, el sindicato reclamatransparencia a las empresas; y exige a la Administración la realización de test a todas las plantillas. Ambas actuaciones son imprescindibles para garantizar que las personas que prestan el servicio están en condiciones de hacerlo sin convertirse en vectores de contagios entre los pacientes a los que deben trasladar ni entre sus entornos familiares o sociales”, subraya Tercero.

Hay que recordar que en esta segunda ola de la pandemia se vienen registrando en CLM cientos de contagios diarios –más de 800 ayer mismo- y los traslados en ambulancia son incluso más numerosos que en el mes de abril. “Nos preocupa una posible explosión repentina de contagios entre el colectivo del transporte sanitario; que, además, sigue haciendo su trabajo con carencias de EPIs y con deficientes medidas preventivas, entre ellas la no realización de test.”

De esta forma, en la provincia de Toledo solamente se les ha realizado test al 40% de la plantilla, y eso hace más de dos meses. Tampoco al resto de la plantilla se le ha realizado un test al regreso del verano, pese a que este colectivo está en contacto permanente con personas enfermas; incluidos pacientes que por sus patologías son especialmente vulnerables y corren grave riesgo en caso de resultar contagiados del coronavirus a través de un/a técnico/a de emergencias asintomático.

Se reactiva la convocatoria de huelga

La preocupación por la salud de trabajadores y pacientes, y por la propia prestación del servicio, se añade al malestar de las plantillas por el incumplimiento patronal del convenio colectivo vigente en cuanto a salario.

Las empresas ya adeudan cerca de 2.000 euros de media a cada uno/a de sus trabajadores/as, lo que llevó a los sindicatos CCOO y USO y a los comités de empresa de Cuenca y Ciudad Real a convocar cinco jornadas de huelga, que –salvo en la provincia de Cuenca- dejaron en suspenso ante la posibilidad de acordar con las empresas y con el SESCAM alguna fórmula para saldar los atrasos y empezar a cumplir el convenio.

“Esta posibilidad parece alejarse; se nos trasladó así por parte de algunas empresas pero sigue sin concretarse de ninguna manera; tenemos la impresión de que solo buscaban ganar tiempo. Así que nos vemos en la obligación de reactivar en los próximos días la convocatoria de las jornadas huelga que dejamos en suspenso”