CCOO de Industria y UGT-FICA han convocado el próximo martes, 22 de septiembre, una jornada el huelga y movilizaciones en todo el sector aeroespacial español, para instar la adopción de medidas urgentes para proteger la industria y salvaguardar los miles de empleos de alta calidad que están en juego; rechazando la implantación de los EREs anunciados por las grandes empresas del sector e instando a buscar soluciones alternativas.

En Castilla-La Mancha, están llamadas a movilizarse las cerca de 4.000 personas que trabajan en la veintena de empresas del sector aeroespacial radicadas en la región, vinculadas en su práctica totalidad a las cadenas de producción de Airbús-Illescas (aviación comercial) o de Airbus-Albacete (helicópteros).

Los sindicatos convocan a todas las plantillas a secundar la huelga, a concentrarse al inicio de la jornada a las puertas de sus empresas y a sumarse a las concentraciones que se celebrarán a las 11.30 horas ante las sedes de la Delegación del Gobierno en Toledo y de la Subdelegación del Gobierno en Albacete.

“El objetivo es frenar las pretensiones de destruir empleo de las empresas del sector, y en concreto de las TIER1 españolas (contratas de primer nivel). Tres de ellas, Alestis, Aciturri e ITP, ya han presentado sendos EREs sin esperar siquiera a que finalizaran los ERTEs pactados; y Aernnova baraja otros 650 despidos en nuestro país” señala Ángel León, secretario general de CCOO-Industria CLM.

Alestis y Aciturri no tienen presencia en CLM. ITP sí posee una planta en Albacete ligada a Airbus-Helicopters, cuya carga de trabajo no se ha visto afectada por la crisis del Covid-19. Sin embargo, recuerda León, el Grupo Aernnova sí tiene tres empresas en Toledo, Aernnova Illescas (318 trabajadores en la actualidad), e ICSA (300) y Aya (80) en Toledo capital, todas ellas en ERTEs hasta el 31 de diciembre. Aernnova anunció en julio su intención de ‘redimensionar su actividad y ajustar su plantilla’ una vez concluya la vigencia de los ERTEs pactados en todo el Grupo, “lo que obliga a temer que parte de los 650 despidos que quiere ejecutar la compañía a partir de enero afecten a sus empresas toledanas.”

La misma amenaza pende sobre todas las empresas de la provincia de Toledo vinculadas de alguna forma a Airbus-Illescas, algunas de las cuales ya han ejecutado despidos (Guimar Composites, de Tembleque, se ha deshecho de la mitad de su plantilla) y otras han anunciado EREs (Airtificial anunció el 27 de agosto la presentación de un ERE para despedir a las 49 personas que trabajaban en su factoría de Illescas). A ello hay que añadir que no se están renovando los contratos temporales (así se han se han perdido más de 40 puestos de trabajo en los últimos meses en Aernnova-Illescas).

“Hay que cerrar el paso a los EREs y buscar alternativas para preservar la industria y el empleo. Reclamamos la urgente constitución de una mesa del sector aeronáutico, con la Administración, las empresas y los sindicatos, para buscar soluciones al problema generado por la crisis del Covid”, apunta Carlos Duque, secretario general de FICA-UGT CLM.

Preservar el capital humano y tecnológico: los aviones volverán a volar

La parálisis del tráfico aéreo mundial a consecuencia de la pandemia y la consiguiente cancelación de pedidos de aviones y pérdida de actividad, llevó tanto a Airbus como del resto de empresas matrices del sector (OEMs) a plantear profundos procesos de reestructuración de sus divisiones de aviación comercial y la destrucción de numerosos puestos de trabajo. A su vez, todas las empresas de las cadenas de suministros de las OEMs vieron reducida su actividad a la mínima expresión.

“Mientras negociamos ERTEs en la práctica totalidad de las empresas, CCOO y UGT promovimos y exigieron un Plan Estratégico Español para el sector aeroespacial. En CLM, recabamos y obtuvimos el apoyo institucional del Gobierno y de las Cortes; de las diputaciones de Toledo y Albacete y de los ayuntamientos afectados”, recuerda León.

El 30 de julio, el Gobierno de España y la dirección de Airbus suscribieron un acuerdo que comprometió la compra de varios aparatos para distintas administraciones del Estado, así como ayudas directas al sector.

“Estas ayudas no solo están comprometidas con Airbus, sino que su despliegue alcanza toda la cadena de suministros. Sin embargo, algunas   compañías persisten en sus planes de eliminar numerosos puestos de trabajo en nuestro país. Solo las cuatro grandes TIER1 pretenden ejecutar 3.500 despidos. El dinero de los contribuyentes debe utilizarse para apoyar al sector, a las empresas y al mantenimiento de los empleos, en lugar de ir a parar a los accionistas”, recalca Duque.

“La pandemia del Covid no puede servir de excusa para efectuar despidos y desmantelar las condiciones laborales de los trabajadores del sector. Creemos que esta crisis debe de servir para fortalecer el sector aeroespacial en nuestro país, implementando un plan estratégico a medio y largo plazo que permita su desarrollo con posterioridad a la pandemia”, insiste León.

“Por ello, FICA-UGT y la Federación de Industria de CCOO hemos convocado el próximo martes la jornada de movilizaciones y huelga general en toda España con el lema “Que no nos corten las alas. Por el futuro estratégico del sector aeronáutico”. Y convocaremos cuantas sean necesarias. Estamos hablando de un sector clave para nuestro país y para CLM. La pandemia no va a acabar con los aviones y nuestra industria aeroespacial acumula un capital tecnológico y humano que hay que preservar.”