Castilla-La Mancha ha subrayado que la región lidera la tasa de actividad de las personas con discapacidad en el conjunto del país, con 37.700 personas con discapacidad activas, y ha reafirmado su apuesta por seguir impulsando la inserción laboral tanto en el empleo protegido como en el mercado ordinario de trabajo.

Así lo ha remarcado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, durante su visita hoy a la nueva tienda de la Asociación Down Caminar de Ciudad Real, donde ha valorado que Castilla-La Mancha encadene dos años consecutivos liderando la tasa de empleo de personas con discapacidad del país.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha visitado la nueva tienda de la Asociación Down Caminar de Ciudad Real, situada en la avenida de Rey Santo de la capital ciudadrealeña, que será a la vez un punto de venta comercial y un espacio para visibilizar la importante labor que la asociación viene realizando desde hace décadas con las personas con síndrome de Down en la región.

Durante la visita, Patricia Franco ha estado acompañada por el director de Empleo, José Luis Cabezas; el delegado provincial de Economía, Empresas y Empleo en Ciudad Real, Agustín Espinosa; y la presidenta de la Asociación Down Caminar Ciudad Real, Gema Cabanes.

Patricia Franco ha valorado el trabajo que la asociación realiza en todos los ámbitos de la vida de las personas con síndrome de Down, y ha subrayado el compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha en el apoyo a esa labor de inclusión, especialmente en el ámbito de la inserción laboral.

Así, ha señalado que, en los Presupuestos de Castilla-La Mancha parar 2022, que se debaten en las Cortes regionales el próximo martes, el Ejecutivo autonómico contempla 24 millones de euros para la inserción laboral de personas con discapacidad, tanto en el empleo protegido como en el mercado ordinario, sin contar con las políticas activas de empleo, que también contemplan el impulso a la inserción laboral de personas con discapacidad; recordando que, “cuando García-Page llegó al Gobierno, el presupuesto destinado al empleo de personas con discapacidad era de 10,8 millones de euros”.

Ese compromiso, ha incidido la consejera, tiene resultados, y ha destacado que Castilla-La Mancha “suma dos años consecutivos liderando la tasa de empleo de personas con discapacidad en el conjunto del país, superando en seis puntos la media nacional en el año 2020”, el último dato publicado por el Instituto Nacional de Estadística esta misma semana, con un impulso que ha permitido que en la región “haya 37.700 personas con discapacidad activas”.

Las ayudas al comercio se pueden solicitar desde hoy

Además, la consejera de Economía, Empresas y Empleo ha recordado que en el día de hoy se abre el plazo para el que comercio de proximidad pueda acceder a las ayudas para la recuperación y la promoción del comercio minorista, que se publicaron ayer en el DOCM y cuyo plazo de solicitud es de un mes a partir de este sábado.

Las ayudas están dotadas con 1,1 millones de euros y cuentan con dos líneas, una para la recuperación y el fortalecimiento del sector, y otra destinada a apoyar acciones de promoción; alcanzando una cuantía de hasta 10.000 euros para financiar en un 70 por ciento las acciones subvencionables.

Patricia Franco ha animado al comercio minorista de la región a solicitar estas ayudas para poder realizar acciones como impulsar la presencia del comercio en los medios digitales y en los canales de venta por internet, la puesta en marcha de campañas de promoción, el establecimiento de canales directos de información con el cliente o actuaciones destinadas a reforzar la seguridad del comercio en la lucha contra el COVID.

La consejera también ha invitado a los castellanomanchegos y castellanomanchegas a realizar sus compras en el comercio local durante estas fiestas navideñas, impulsando y apoyando la recuperación del comercio de proximidad.

Por último, la consejera ha valorado el acuerdo alcanzado a nivel nacional para la desconvocatoria del paro del sector del transporte, y ha agradecido al sector y al Gobierno de España su disposición para negociar un pacto “que va a dar una mayor seguridad también al sector del comercio y a sus clientes, de cara a garantizar el abastecimiento en las fechas navideñas”.