El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado que la región pondrá en marcha “un estudio epidemiológico regional”, que se sumará al que ha encargado el Ministerio de Sanidad a todas las comunidades autónomas, con el objetivo de obtener un “mapa más rico y detallado” sobre el impacto del coronavirus entre la población castellano-manchega.

Así lo ha dado a conocer el jefe del Ejecutivo regional, este mediodía, tras su intervención en la séptima videoconferencia de presidentes autonómicos convocada por el presidente del Gobierno de España en las últimas semanas, en el marco de la crisis sanitaria del Covid-19. “Vamos a doblar ese estudio”, ha explicado García-Page, “para tener más certeza y más análisis sectorial y territorial” de la situación.

En este sentido, el presidente regional ha considerado que “cuantas más pruebas hagamos, mejor para nosotros mismos” y ha informado de que el estudio de la Comunidad Autónoma será “más meticuloso, más detallado, muchísimo más rico”, y que comenzará “en cuanto tengamos los datos del estudio nacional”.

Asimismo, García-Page ha avanzado la aprobación, el martes en la reunión del Consejo de Gobierno, de un “comité técnico y administrativo” de ámbito regional, que coordine el proceso de desescalada en la Comunidad Autónoma y que contará con miembros de las consejerías “que están más relacionadas y afectadas” por el Covid-19.

A este respecto, ha precisado que este comité tendrá una “capacidad decisoria por encima de lo normal”, e integrará áreas como Economía, Administraciones Públicas, Bienestar Social o Sanidad. “Llevamos ya dos semanas largas preparándonos con los técnicos, que incluso están coordinados con el Gobierno de España, para la operación salida”, ha subrayado.

En este contexto, ha asegurado que propondrá a los agentes sociales “un consejo social para la transición sanitaria y económica” que incluirá “representantes empresariales de todos los sectores afectados”, para “coordinar todas las decisiones que desde Madrid nos vayan dejando tomar”.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera, “cuanto antes”

En otro orden de cosas, el presidente de Castilla-La Mancha ha manifestado que ha solicitado al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, que convoque “cuanto antes” la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera “para que empecemos a trabajar en un escenario para cinco o siete años con Europa”.

En este sentido, García-Page ha destacado que “se llegue o no se llegue a acuerdos, los gobiernos tenemos que actuar” y ha manifestado que “yo no voy a renunciar a mi responsabilidad como presidente”, ha sentenciado.

“Nosotros no vamos a recortar en Sanidad”

Durante su comparecencia pública, en respuesta a las preguntas de los medios de comunicación, García-Page ha garantizado el mantenimiento de las plantillas sanitarias “porque los necesitamos”, ha asegurado. En primer lugar, ha trasladado su “gratitud a los sanitarios en sus distintos niveles que están incansablemente trabajando y sabiendo que queda trecho” para terminar con el virus.

“La pandemia no va a acabar”, ha advertido, y “durante bastante tiempo vamos a mantener un circuito sanitario ordinario para todo tipo de dolencia y vamos, lamentablemente, a tener que tener un circuito concreto de Covid”, ha explicado.

En este marco, el presidente de Castilla-La Mancha ha señalado que “nosotros no vamos a recortar en Sanidad”, y ha añadido que “el mejor aplauso a los profesionales sanitarios es no despedirlos”. A este respecto, se ha mostrado esperanzado en que, “con el problema de escasez de sanitarios que hay en España, se queden aquí”.

Mensaje de “prudencia” a la población y “de recuerdo” a los fallecidos

El jefe del Ejecutivo autonómico ha insistido en el peligro de, en esta nueva fase, “echar las campanas al vuelo” y ha reiterado la necesidad de “ser conscientes de que de esto se sale poco a poco, midiendo cada paso”.En el contexto de “este enorme desafío del virus”, García-Page ha asegurado que “prefiero, sinceramente, que pequemos de prudencia a que se prolongue la inseguridad”. Asimismo, ha apelado a la “prudencia, la seriedad y el rigor” para salir adelante.

Como es habitual en sus comparecencias públicas, el presidente regional ha tenido palabras de afecto a las víctimas del coronavirus y a sus familiares, “a la gente que se nos ha ido estas semanas y que nos llevan a todos a sentir como propio ese dolor”. Por ello, ha realizado un “acto de recuerdo y de memoria”, especialmente de las “personas más mayores, toda una vida dedicada al bienestar de los hijos y de los nietos de hoy”, ha señalado.