Castilla-La Mancha va a elaborar pruebas de cribado serológico a todos los alumnos y alumnas de los centros de Educación Especial públicos y concertados “a fin de “comprobar cuál es su situación”. Así lo ha asegurado el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, durante la presentación del acuerdo con las diputaciones provinciales para reforzar la limpieza en los centros escolares de la región para este curso 2020-2021, y donde ha cifrado en 1.500 los alumnos y alumnas de centros de Educación Especial a los que irán dirigidas estas pruebas.

Cribado en el que el Ejecutivo castellanomanchego incluirá a los residentes de los centros de atención a personas con discapacidad gravemente afectadas que hay en Castilla-La Mancha.

La medida, anunciada este martes, se suma a los 40.000 test hechos este verano, desde el 29 de julio, a los profesionales docentes y no docentes que van a prestar servicios en colegios e institutos de todo el territorio autonómico y que vienen a demostrar, tal y como ha señalado el vicepresidente, que el Ejecutivo regional “ha trabajado durante estos meses y lo seguimos haciendo, más intensamente ahora, antes de que los alumnos se incorporen la próxima semana a las aulas”.

Además de los test a los docentes, Martínez Guijarro ha recordado que, hasta la fecha, se han hecho ya 76.000 pruebas diagnósticas para el COVID-19 a los profesionales que trabajan en la sanidad y los centros sociosanitarios de la región.

Desconfinamiento Villamalea

Por otro lado, el vicepresidente regional ha avanzado que la localidad de Villamalea (Albacete) quedará desconfinada a partir de mañana, por lo que recupera la libertad de circulación de entrada y salida del municipio, aunque se mantendrán algunas medidas restrictivas en cuanto al ocio.

Esta decisión de Salud Pública llega cuando se cumplen 14 días desde que se determinase el confinamiento de Villamalea tras constatar transmisión comunitaria de Covid-19 en el municipio.