Castilla-La Mancha ha beneficiado a más de 2.600 familias de la provincia de Albacete con las Ayudas Excepcionales Covid-19, a través del convenio de colaboración firmado con la Diputación provincial para personas y familias en situación de dificultad social y económica derivada de la pandemia.

Así lo ha manifestado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, en la atención a los medios de comunicación previa a la reunión mantenida con el presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Cabañero, en la que ha estado acompañada por la delegada de Bienestar Social en la provincia, Antonia Coloma, y, en la que ha puesto en valor “la colaboración con las instituciones provinciales, para atender a las personas más vulnerables, garantizar el bienestar de las familias de la provincia, y hacer frente a las necesidades de alimentación, adquisición de productos sanitarios o de higiene u otros básicos para la vida diaria”.

Aurelia Sánchez ha recordado que “el Gobierno regional ha atendido las necesidades de más de 11.000 familias en la Comunidad Autónoma a través de las Ayudas Excepcionales Covid-19 puestas en marcha en el mes de mayo de 2020”.

En este sentido, la consejera de Bienestar Social ha recordado que el Decreto de Ayudas de Emergencia Excepcional dotado con 15 millones de euros se incluye dentro del marco de cooperación institucional con las diputaciones provinciales y que, en el caso de la Diputación de Albacete cuenta con cuatro millones de euros, de los que medio millón ha sido aportado por la institución provincial.

Por otro lado, la titular de Bienestar Social ha señalado que, durante la reunión de trabajo con el presidente de la Diputación de Albacete, se estudiarán “distintas líneas de colaboración y gestión de los Fondos europeos con la institución provincial, ya que queremos que esta oportunidad pueda llegar a todos nuestros pueblos, para lo que serán imprescindibles las diputaciones”.