Castilla-La Mancha incorpora este año 65 nuevas plazas a la red pública de servicios de capacitación sociolaboral

Castilla-La Mancha incorpora este año 65 nuevas plazas a la red pública de servicios de capacitación sociolaboral. Un servicio que introdujo en la región de forma pionera el presidente Emiliano García-Page en 2016, cuando se implementaron dos recursos de este tipo y que “hoy día, suma ya 24 servicios en todo el territorio, en los que se atiende a más de 1.100 usuarios y usuarias con discapacidad que podrán incorporarse o acercarse al mercado laboral, así como desarrollar su proyecto de vida independiente”.

Así lo ha puesto de manifiesto la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, durante la reunión que ha mantenido con la presidenta de la Asociación a Favor de Niños con Necesidades Educativas (AFANNES) Toledo, Carolina Cabañas, y la coordinadora técnica, Irene Zamorano. Una asociación que cuenta desde 2018 con un servicio de capacitación, dotado con diez plazas públicas.

Se trata, ha dicho García Torijano, de un “servicio innovador” que trata, básicamente, de capacitar y prestar apoyos a personas con discapacidad “para conseguir oportunidades laborales y proporcionarles los apoyos necesarios a quienes acceden al empleo”. Y, en este ámbito, “la colaboración con entidades privadas de iniciativa social es fundamental”, ha destacado.

Esta entidad recibe de la Administración regional una financiación de 95.193 euros este ejercicio, de los que 25.000 euros van destinados a sufragar este servicio, ‘AFANNES Capacita’, que se presta mediante un equipo compuesto por una psicóloga, un terapeuta ocupacional, dos monitores/educadores y un técnico de Integración Social.

La colaboración de la Consejería de Bienestar Social con esta asociación, que se constituyó en 2004 y fue declarada de utilidad pública en 2013, viene incrementándose en sus aportaciones económicas en los últimos años para sustentar sus programas de atención a personas con discapacidad intelectual y otros trastornos del desarrollo, entre los que se encuentran los trastornos de la comunicación y trastornos específicos del lenguaje, TEA y TDAH, así como patologías de difícil definición o tipificadas como enfermedades raras.

AFANNES cuenta actualmente con más de 150 socios y presta atención a más de un centenar de personas con discapacidad mediante programas de logopedia, musicoterapia, atención social, psicología, fisioterapia y terapia ocupacional.

Desde AFANNES Toledo se acompaña, orienta y presta apoyo a la persona con discapacidad y su familia desde edades tempranas, en diferentes etapas de su vida, y una vez que acaban la etapa educativa y se enfrentan a la vida adulta. Ahí es donde cobra toda su importancia el servicio de capacitación, que atiende a personas mayores de 18 años en diferentes áreas funcionales; por un lado, en la preparación para la vida independiente, con planes individuales con los que se promueve la autonomía y personal y el dominio de las actividades de la vida diaria; por otro lado, en la capacitación laboral, que tiene como base la elaboración de un perfil vocacional y laboral de la persona y busca desarrollar habilidades orientadas al trabajo y las relaciones sociales en los participantes.

Los servicios de capacitación han sido designados en 2020 como buena práctica por el Comité de Seguimiento del Fondo Social Europeo. En esa línea, ha afirmado la consejera, “desde el Gobierno regional apostamos por la integración laboral con esta nueva tipología de servicios, multiplicando por siete la inversión desde 2016, cuando se destinaron 396.000 euros, y superando ahora los tres millones de euros con la colaboración del Fondo Social Europeo”.

– patrocinadores –

Amazon Prime para niños

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba