Castilla-La Mancha realiza, este jueves, una nueva inyección económica para el sector ganadero de la región, ya que ingresa en las cuentas de 585 perceptores de la PAC un total de 4.661.882 euros, correspondientes a las ayudas asociadas para las vacas nodrizas.

Con este abono se completa prácticamente en su totalidad el pago de las ayudas acopladas en Castilla-La Mancha, dado que en semanas anteriores se abonaron las ayudas al ovino, caprino, vacuno de leche o el de frutos de cáscara.

La delegada de provincial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Amparo Bremad, ha destacado que se trata de “ayudar en todo lo posible a los agricultores y ganaderos y al sector agroalimentario, uno de los más perjudicados por la crisis del COVID-19”.

La propia Bremad ha recordado que, en lo que llevamos de campaña de la PAC, Castilla-La Mancha se aproxima ya a los 600 millones de euros desembolsados en el sector agroalimentario.

Concretamente, en Ciudad Real, en lo que va de campaña de 2019, se han abonado 99,2 millones de euros del pago básico, cerca de 2,1 millones de euros en ayudas a jóvenes agricultores y 48,5 millones de euros en el pago verde.

Todo ello se completa con las ayudas desacopladas al sector agro ganadero de la provincia ciudadrealeña, donde se han abonado 1,4 millones en derechos especiales de ovino y caprino (138 perceptores); 240.202 euros en frutos de cáscara para 1.313 perceptores; más de 7 millones en ayudas al ovino (1.213 perceptores); ayudas al caprino que suman 667.000 euros (300 perceptores); 195.000 euros para 431 perceptores en cultivos proteicos; 235.200 euros para 21 ganaderos y ganaderas en ayudas a vacuno de leche; y los 4,6 millones que se abonan hoy en ayudas a vaca nodriza (585 perceptores).