Castilla-La Mancha ha puesto en funcionamiento cuatro nuevos centros de salud en la provincia de Albacete en los últimos 17 meses, tres de ellos durante la pandemia.

Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, durante la inauguración del nuevo centro de salud de Balazote, acompañado por el alcalde de la localidad, Mateo Simarro. Allí, ha recordado que en enero de 2020 empezó a funcionar el Centro de Salud ‘Hellín 1’ y en ese momento había tres centros en obras que se han finalizado y puesto en marcha, pese a la pandemia, en Elche de la Sierra, Nerpio y Balazote.

Tal y como ha destacado el consejero, esto es un claro ejemplo de la apuesta del Ejecutivo de Emiliano García-Page por dotar a los castellano-manchegos de las mejores infraestructuras sanitarias, tanto a nivel hospitalario como en la red de Atención Primaria.

“La Sanidad está en el top de este gobierno. La hoja de ruta que marcó Emiliano García-Page en 2015 se va cumpliendo, las obras son lentas, pero al final cuando con el esfuerzo de todas y todos lo consigues, es una maravilla y eso es en lo que vamos a seguir”, ha afirmado Fernández Sanz.

En este sentido, ha recordado que en la provincia de Albacete se están llevando a cabo diversas obras, como la reforma y ampliación del Hospital General Universitario de Albacete, ya en marcha, o el nuevo Centro de Salud ‘Zona 3’ de Albacete capital, cuyo proyecto se encuentra en fase de licitación. Además, se han planificado actuaciones en los centros de salud de Madrigueras, Tarazona de la Mancha o Villarrobledo. En la red de consultorios locales, también se están llevando a cabo distintos proyectos como en Cenizate, Carcelén, Barrax, ya en obras, y en previsión futura La Gineta.

El nuevo centro de salud de Balazote responde al compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha con la sanidad pública y ha permitido finalizar esta necesaria infraestructura sanitaria, paralizada en 2012 con el 24 por ciento de los trabajos realizados.

Con una inversión cercana a 1,4 millones de euros, el nuevo edificio cuenta con más de 1.000 metros cuadrados construidos y 800 metros cuadrados útiles. El edificio resultante se distribuye en tres plantas sobre rasante y una bajo rasante, ocupando el Centro de Salud las plantas sótano y baja, y dejando el resto del edificio disponible para futuros usos.

La planta baja aloja el área de recepción de pacientes, asistencia general, con dos consultas de medicina y otras tantas de enfermería, una sala de extracciones-curas y una consulta de Pediatría; área de Urgencias, con una consulta de Atención continua, una sala de curas y una sala de Emergencias; residencia de personal de guardia y Área de Servicios Generales y Soporte Logístico.

Además, dispone de espacios para las Unidades de Apoyo como Matrona, Área de Rehabilitación, Trabajador Social y Área de Docencia. Además, se ha dotado al centro de capacidad para cirugía menor y se ha habilitado un despacho para el veterinario del Servicio de Salud Pública de la Delegación Provincial de Sanidad.

La Zona Básica de Salud de Balazote tiene una población de 5.471 tarjetas sanitarias, de las que 1.313 son mayores de 65 años y 490 menores de 14 años. El mayor grupo de población está adscrito a Balazote, con 2.290 tarjetas y el resto a los consultorios que la conforman: Cañada Juncosa, Casas de Lázaro, La Herrera, El Jardín, Lezuza, Masegoso, Pozuelo, San Pedro, Tiriez y La Yunquera.

El Equipo de Atención Primaria está integrado por siete médicos de familia, siete profesionales de Enfermería, un auxiliar administrativo y un celador. A tiempo parcial dispone de pediatra, fisioterapeuta, matrona y trabajador social. Para la atención continuada dispone de un equipo PEAC (médico y enfermera).

Más información en Digital Albacete.