Castilla-La Mancha ha movilizado más de 697 millones de euros para apoyar la recuperación del tejido económico y laboral por el Covid

Castilla-La Mancha ha movilizado más de 697 millones de euros para apoyar la recuperación del tejido económico y laboral por el Covid 2

Castilla-La Mancha ha destacado que el clima de acuerdos en el marco del diálogo social en la región ha permitido que Castilla-La Mancha sea una de las regiones menos afectadas por el impacto del Covid en el ámbito económico, habiendo desplegado además ya más de 697 millones de euros para impulsar la recuperación del tejido económico de la región a través del Plan de Medidas Extraordinarias Covid.

Así lo ha destacado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, durante su participación en la mesa redonda que ha compartido con agentes sociales en el Foro Económico Español ‘Castilla-La Mancha: Logros y Desafíos’, donde ha subrayado que, desde la llegada de Emiliano García-Page al Gobierno regional, este clima de estabilidad y diálogo social se ha traducido en una veintena de acuerdos en materias fundamentales para el desarrollo económico y laboral de la región.

Patricia Franco ha tomado parte en la segunda mesa redonda de la segunda jornada del Foro Económico Español que celebran en Toledo El Español y El Digital de Castilla-La Mancha, un espacio de reflexión y debate que ha compartido con el secretario nacional de CCOO, Unai Sordo; el secretario general de UGT, Pepe Álvarez; el presidente de ATA, Lorenzo Amor; y el presidente de CECAM, Ángel Nicolás. En la mesa se han abordado temas como la negociación de la reforma laboral, el salario mínimo y el clima de diálogo social y su afectación sobre el devenir económico de los territorios.

En este marco, la consejera ha destacado que la fotografía del acuerdo entre el Gobierno de España y los agentes sociales a propósito de la reforma laboral es una fotografía de consenso que se ha convertido en habitual en los últimos años en la región, desde la llegada al Ejecutivo autonómico del presidente, Emiliano García-Page. “Estamos acostumbrados a esa fotografía porque viene replicándose desde el año 2015 en la región, donde hemos firmado una veintena de acuerdos en cuestiones fundamentales como el acompañamiento empresarial, la financiación, el plan de medidas para la industrialización de nuestra región o el impulso y apoyo al trabajo de las personas trabajadoras autónomas, con una estrategia que presentamos a principios de este año que va a destinar 75 millones de euros a este fin”, ha indicado.

Así, la consejera ha agradecido a los agentes sociales este clima de acuerdo en la región, “que está facilitando mucho las cosas y ha permitido que Castilla-La Mancha haya sido una de las comunidades autónomas menos afectadas económicamente por el Covid, y que estemos en una mejor posición de salida para la recuperación”, ha asegurado, recordando algunos de los indicadores que refuerzan esta posición, “como nuestro liderazgo en la confianza empresarial en el conjunto del país, que lideremos también la tasa de actividad de personas con discapacidad o que nuestra tasa de paro se haya situado por debajo de la tasa de paro del conjunto del país por primera vez en los últimos 14 años”.

Dentro de ese clima de diálogo y acuerdo, la consejera ha destacado tres hitos fundamentales que se han dado de manera reciente en Castilla-La Mancha. “Uno fue la firma del Plan de Medidas Extraordinarias Covid, que se proyectó con 231 millones de euros, y que ya ha triplicado su proyección presupuestaria, porque al cierre de 2021 había comprometido ya más de 697 millones de euros para apoyar la recuperación del tejido económico y laboral de la región”, ha afirmado Patricia Franco. Los otros dos hitos más recientes han sido la constitución del Consejo del Diálogo Social, “para consolidar la base del acuerdo y el diálogo en nuestra región”; y la firma, a finales de año, del Pacto por la Reactivación Económica y el Empleo de Castilla-La Mancha, “que recoge el espíritu del Pacto por el Crecimiento Económico y la Convergencia y que hemos reformado para adaptarlo a las circunstancias actuales, superando los 8.800 millones de euros para apoyar el futuro de la región”.

Ese marco de estabilidad y diálogo social, unido a otros factores, “hace que hayamos podido soportar mejor los golpes que otras comunidades autónomas, y que Castilla-La Mancha esté en una mejor posición en la recuperación económica tras la crisis sanitaria”. “Tenemos muchos retos y desafíos por delante, pero tenemos una buena base para modernizar y transformar nuestra región”, ha señalado la consejera, que ha subrayado que fruto del acuerdo social y la concertación tenemos más personas afiliadas a la Seguridad Social, menos personas desempleadas, más pymes y más autónomos no sólo que antes de la crisis del Covid, sino también que antes de la anterior crisis financiera.

Ir arriba