Castilla-La Mancha ha incrementado más de un 200 por ciento la oferta de plazas para la formación de enfermeras especialistas en los últimos siete años, habiendo pasado de las 29 plazas que se ofertaron en el año 2014 a las 92 de este último ejercicio, tal y como ha indicado hoy la directora general de Cuidados y Calidad del SESCAM, Begoña Fernández Valverde.

Fernández Valverde ha presidido esta tarde, junto al presidente del Colegio Oficial de Enfermería de Toledo, Roberto Martín, el acto de bienvenida a los Enfermeros Internos Residentes (EIR) que han iniciado este año su periodo de formación en los centros sanitarios dependientes de las Gerencias de Atención Especializada de Toledo, de la Gerencia de Atención Integrada de Talavera y de la Gerencia de Atención Primaria de Toledo.

La directora general de Cuidados y Calidad ha señalado también que gracias al Plan de Perspectiva Contractual y Retención del Talento, puesto en marcha por el Ejecutivo regional, cerca de 60 residentes de Enfermería se han quedado a trabajar en Castilla-La Mancha en los dos últimos años con un nombramiento estable, tras haber completado su formación. A través de este plan han sido contratados en distintos centros de la región 37 profesionales de Enfermería Familiar y Comunitaria, nueve de Geriatría y dos de Salud Mental.

“Este plan ha sido una herramienta complementaria y adicional a la política de contratación del SESCAM, que se ha compaginado con otros nombramientos que han seguido realizando las diferentes gerencias, con ocho enfermeras especialistas en Obstetricia y Ginecología”, ha precisado Fernández Valverde.

Por otra parte, ha informado que actualmente Castilla-La Mancha está trabajando en el desarrollo de las categorías de Enfermería por competencias, habiéndose creado ya las de Enfermería de Obstetricia y Ginecología, Enfermería del Trabajo y Salud Mental “y según tengamos masa crítica iremos dotando las plazas”.

Fernández Valverde ha felicitado a los nuevos residentes por haber tomado el camino hacia la especialización ya que supone “avanzar hacia una enfermería más profesional y cualificada, contribuyendo sin duda al cambio de modelo asistencial que debe dar cobertura a las nuevas necesidades de la población”. Una población, ha dicho, más envejecida, pluripatológica, que precisan de unos cuidados especializados y excelentes basados en la promoción, y prevención  y la atención en la comunidad para generar más salud.

“La especialización os permitirá ampliar los conocimientos y competencias, será una etapa que contribuirá a estimular la capacidad de entender como el conocimiento se produce en varias áreas, creando condiciones para una educación permanente, que lleve a la Enfermería a estar cada vez más comprometida con la sociedad y los problemas de salud, haciéndose competente en los nuevos retos y sus problemas de la salud del siglo XXI”, ha señalado.

Profesión del cuidado excelente

De otro lado, la directora general de Cuidados y Calidad del SESCAM ha afirmado que la Enfermería es la profesión “del cuidado excelente, que demuestra a diario con su trabajo en el ámbito asistencial, en la investigación, la educación para la salud, la docencia y en la gestión que es un valor indiscutible en el Sistema Nacional de Salud español”. A este respecto, ha destacado la apuesta del Gobierno regional por la Enfermería, dando cabida a la Enfermería en los órganos gestores de la Administración, creando la Dirección General de Cuidados y Calidad, marcando un camino que otras comunidades están siguiendo.

“En Castilla-La Mancha tenemos profesionales de Enfermería muy comprometidos en la excelencia de cuidados”, ha asegurado la directora general, quien ha recordado que recientemente el SESCAM se ha acreditado como centro coordinador autonómico de centros comprometidos con la excelencia en cuidados, y ya hay dos gerencias acreditadas como centros comprometidos con la excelencia de cuidados, habiendo presentado este año las candidaturas otras cinco gerencias para poner en marcha guías de la RENAO basadas en evidencia científica.

Además, ha explicado que se están potenciando estrategias para acercar la atención y los cuidados a la comunidad, para mejorar la calidad y la seguridad del paciente: seguridad quirúrgica, las buenas prácticas, las dirigidas a disminuir los efectos adversos, los proyectos Zero en UCIS, Flebitis Zero, o el Proyecto No Hacer.

Finalmente, ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando para poner en marcha la prescripción enfermera tras publicación de la Orden para la acreditación de los enfermeros en la indicación, uso y autorización de medicamentos y productos sanitarios, donde ya están acreditados más de 9.000 profesionales enfermeros.