El Gobierno regional ha alabado el esfuerzo formativo que realizan los policías locales de Castilla-La Mancha para incorporarse a este Cuerpo y ha destacado que entre 2020 y 2022, en plena pandemia, la Escuela de Protección Ciudadana, dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, habrá formado a 350 nuevos agentes.

Así lo ha puesto hoy de manifiesto el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, durante el acto de graduación de los 30 nuevos efectivos que han superado la segunda edición de la XXXIII promoción del Curso Selectivo de Formación Inicial de Policía Local, que ocuparán sus plazas en 16 municipios de la región.

Ruiz Molina ha concretado que entre 2020 y 2021 se ha formado a 250 nuevos policías, que han tenido que aprobar “una oposición bastante dura, con más de seis ejercicios y un curso de 1.700 horas, con lo que garantizamos que están preparados perfectamente desde el punto de vista físico y técnico para realizar una de sus labores fundamentales: asegurarnos la libertad, la seguridad y la convivencia”. Y ha añadido que a ellos se sumarán otros cien nuevos agentes el próximo año.

“Cuanta más policía, más tranquilidad tendremos”, ha afirmado el consejero, quien ha hecho hincapié en el “espíritu formativo” de este Cuerpo y ha resaltado que la oferta formativa de la Escuela de Protección Ciudadana “se renueva anualmente, en función de los cambios normativos y sociales que se producen” para tener “una Policía bien preparada”.

Pero el titular de Hacienda y Administraciones Públicas también ha señalado que el acceso a este Cuerpo supone “un esfuerzo desmesurado” y, en este sentido, ha recordado que el Gobierno regional tiene previsto modificar en el primer trimestre de 2022, con el consenso de los ayuntamientos y sindicatos, el Reglamento de desarrollo de la Ley de Coordinación de Policías Locales de Castilla-La Mancha para reducir el número de pruebas que se convocan en las oposiciones.

Un 10 por ciento de mujeres en la Policía Local de Castilla-La Mancha

Asimismo, Ruiz Molina ha detallado que la Policía Local cuenta con 219 mujeres en Castilla-La Mancha. “Hemos superado la barrera de las 200, que vienen a suponer el diez por ciento” de los más de 2.100 efectivos de este Cuerpo en la región. Además, ha confiado en que esta cifra se vaya incrementando “poco a poco y consigamos que la mujer esté en igualdad con el hombre”.

Los 30 policías que hoy se han graduado han recibido su diploma acreditativo de manos del consejero de Hacienda y Administraciones Públicas; el viceconsejero de Administración Local y Coordinación Administrativa, José Miguel Camacho; el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig; y el delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda.

Los nuevos efectivos ejercerán su labor en Yeste, en la provincia de Albacete; en Alcázar de San Juan, Bolaños de Calatrava, La Solana, Moral de Calatrava, Pozuelo de Calatrava y Villanueva de los Infantes; en la provincia de Ciudad Real; Guadalajara capital; y El Casar de Escalona, Esquivias, Illescas, Las Ventas de Retamosa, Los Navalmorales, Los Navalucillos, Torrijos y Villacañas, en Toledo.