La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, se ha mostrado esperanzada hoy en el transcurso de  Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales, celebrada en el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en que la nueva ministra, Magdalena Valerio, y su equipo, lleven a cabo un nuevo modelo de reparto que garantice recursos previsibles y suficientes para alcanzar objetivos de las comunidades autónomas a medio y a largo plazo, que asegure la flexibilidad y autonomía de las comunidades autónomas en el desarrollo de sus políticas, que promueva la corresponsabilidad con objetivos nacionales, así como introduzca incentivos económicos en función de los resultados obtenidos, además de tener en cuenta las necesidades de las personas desempleadas en el territorio.

Así lo ha indicado la titular regional de Empleo en declaraciones previas a los medios a los que ha explicado también que la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, a finales del pasado mes de junio, ha supuesto para la Comunidad Autónoma una asignación de tres millones de euros que se suman a los 87,7 millones de la Conferencia sectorial del pasado 17 de abril, lo que hace un total de 90,7 millones de euros de fondos procedentes del Estado para el desarrollo de políticas activas de empleo en la Comunidad Autónoma, 2,4 millones de euros menos que el año pasado, mientras esta partida sube en otras comunidades vecinas.

Precisamente, en este contexto la consejera ha subrayado que el Ejecutivo del presidente García-Page ha hecho una clara apuesta por las políticas de empleo, incrementando el presupuesto un 10,7%, 11 millones de euros respecto a 2017.

Se ratificaron tres millones de euros que irán destinados a la formación para el empleo. Al respecto, Patricia Franco recordó que el Gobierno de Castilla-La Mancha acaba de aprobar el III Plan de Formación Profesional de Castilla-La Mancha y está dotado con más de 1.000 millones de euros que se utilizarán durante los próximos 5 años. Cerca de 350 millones corresponden a la formación profesional del sistema de empleo.

Del mismo modo, ha subrayado que el Consejo de Gobierno en su reunión de ayer martes 24 de julio, aprobó una nueva convocatoria del Programa Acredita, para la acreditación de competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral, por importe de 760.000 euros destinada a alrededor de 3.800 personas. El programa incluye cerca de 2.000 plazas para los sectores de transporte sanitario (1.200); operaciones básicas de pisos en alojamientos (600) y  montaje y mantenimiento de infraestructuras de telecomunicaciones en edificios (150).

Además, cuenta con una convocatoria abierta sin número limitado de plazas, pero se espera pueda acreditar sus competencias a alrededor de 1.850 para sectores, como la dependencia, el aeronáutico, mantenimiento eléctrico, de gas, calefacción, climatización doméstica e instalaciones frigoríficas o control de plagas y organismos nocivos.

Formación

Antes que finalice el verano, el Ejecutivo regional aprobara una nueva convocatoria de formación dirigida prioritariamente a personas ocupadas. A través de estas convocatorias, y otras del Gobierno autoómico que están siendo organizadas, a fines de 2018 se logrará que más de 106.000 personas se beneficien. Los planes comenzaron en 2015 y la inversión total llegó a 217.5 millones de euros.