Albacete, 9 de noviembre de 2017.- Castilla-La Mancha es la primera comunidad autónoma del país en potencia fotovoltaica instalada, la segunda en solar térmica, la tercera en eólica y la cuarta en el conjunto de renovables. Así lo ha indicado el director general de Industria, Energía y Minería del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Cabezas, que ha participado en una conferencia titulada ‘Energías renovables y el regadío: agua y electricidad verde’, organizada por  la Facultad de Derecho de la UCLM en Albacete.
 
“Hablar en estos momentos de energía renovable es hablar de un nuevo modelo energético y por tanto hablar de un sistema económico diferente al actual, que afecta a todos los países y a todas sus economías”, ha dicho Cabezas en su intervención, al tiempo que ha asegurado que, “la energía renovable es una oportunidad extraordinaria para mejorar el futuro y el de generaciones venideras”.
 
El Gobierno de Castilla-La Mancha está haciendo un esfuerzo importante por apoyar e impulsar todo lo relacionado con las energías renovables, reducir las emisiones de gases contaminantes y conseguir ahorros energéticos. En este contexto, el director general ha explicado que considerando que aproximadamente la mitad de la energía eléctrica producida es de origen renovable, se puede concluir que Castilla-La Mancha podría autoabastecerse de energía eléctrica renovable.
 
En este sentido, desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se apoya el fomento de las renovables con ayudas en dos líneas diferentes: proyectos que se ejecutan, en su mayoría, por grandes empresas que tienen una gran experiencia tanto en España como en el ámbito internacional y, por otro, en pequeños proyectos.
 
La mayoría de las ayudas concedidas corresponden a beneficiarios del sector agropecuario. En los tres últimos años se han concedido ayudas a 83 expedientes con una inversión superior a 2,1 millones de euros y un importe concedido de 751.000 euros.
 
“Debemos acometer actuaciones importantes para impulsar el cambio de modelo energético, y para ello debemos actuar de manera decidida, además de en la industria, en la agricultura, ganadería, en los sectores difusos; investigar el almacenamiento de la electricidad; intensificar la electrificación del transporte, las viviendas y el sector servicios; incentivar a través de la fiscalidad y modificar el sistema tarifario”, ha argumentado el director general de Industria, Energía y Minería, que también ha destacado que el empleo que se genera con el desarrollo de las energías renovables es importante.
 
De hecho, ha afirmado que en los próximos años se prevé, sólo en fotovoltaica, pasar de 3.184 puestos de trabajo en 2016, a 18.176 en 2021.
 

También te puede interesar:  Seis personas contratadas a través del Plan de Empleo del Gobierno regional realizarán labores de promoción turística en el Geoparque de Molina de Aragón