Castilla-La Mancha es la Comunidad Autónoma que más ha reducido el peso de su deuda pública en un año, según se desprende de los datos oficiales de la deuda pública por comunidades autónomas correspondientes al tercer trimestre de 2021 que ha publicado hoy el Banco de España.

En concreto, y respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, la deuda pública de Castilla-La Mancha en porcentaje sobre el Producto Interior Bruto (PIB) se ha reducido en 0,7 décimas.

Este descenso permite a Castilla-La Mancha ser la autonomía que más ha reducido este indicador a nivel nacional en términos interanuales, mientras que en el conjunto de España esta variable ha aumentado en tres décimas en porcentaje sobre el PIB en este mismo periodo.

También respecto al segundo trimestre Castilla-La Mancha ha reducido el peso de su deuda en 0,5 décimas, situándose entre las siete comunidades autónomas en las que más ha descendido este indicador.

Además, Castilla-La Mancha se ha situado en septiembre de 2021 como la sexta Comunidad Autónoma de régimen común que mejor paga a sus proveedores, a 21,7 días, seis días antes que la media nacional.

De esa forma, el Ejecutivo castellanomanchego está haciendo compatible mantener unas finanzas públicas saneadas, con el compromiso del presidente Emiliano García-Page de no escatimar recursos públicos para hacer frente a la crisis derivada de la pandemia, sin dejar a nadie atrás.