Castilla La Mancha se encuentra en la lista de las comunidades autónomas que más han solicitado el programa “Ilumina una vida” de Alares dirigido a personas mayores que se encontraban en situación de soledad. Toledo es la cuarta provincia que más llamadas ha realizado, por detrás de Madrid, Barcelona y Valencia. En novena posición se encuentra también Guadalajara.

El programa “Ilumina una vida” de Alares ha atendido más de 15.000 llamadas de personas mayores que se encontraban en situación de soledad desde la puesta en marcha del servicio. La iniciativa, que antes de la pandemia también hacía acompañamiento presencial, cumple un año con el lanzamiento del teléfono gratuito y anónimo 900 877 037 para ayudar a aquellas personas solas desde el primer Estado de Alarma de marzo de 2020. Este servicio continuará en 2021 para seguir potenciando los beneficios de la escucha activa en personas mayores y paliar los efectos de las secuelas psicológicas de la pandemia.

No es fácil reconocer que se necesita compañía. Por eso, muchas de las personas que solicitan el servicio lo hacen desde el anonimato. Un perfil que tiene unos rasgos propios: Mujer, de entre 70-84 años de edad, que vive sola y tiene escasas redes familiares cercanas. En total, más de 5 millones de personas viven solas y el 49% de las personas con más de 85 años recibe solo una o ninguna visita al mes.

Balance de un año marcado por el aislamiento

Esta situación empeoró con el inicio de la pandemia. En los meses de marzo y abril de 2020 las llamadas aumentaban un 15 % cada semana. En la actualidad, el programa se ha consolidado como un servicio de escucha activa a las personas mayores en soledad, donde el 28 % de las llamadas recibidas son de personas que utilizan el servicio más de 2 veces a la semana. El funcionamiento es muy sencillo: los usuarios pueden llamar las 24 horas del día al 900 877 037 y se les pone en contacto con un voluntario.

Un teléfono atendido por voluntarios, expertos sociales y psicólogos

Un total de 2.000 personas, entre particulares, empresas y ONG, han contactado directamente con la Fundación Alares, una iniciativa impulsada por Alares, para ofrecerse como voluntarios. Para colaborar pueden darse de alta como voluntarios en el siguiente formulario online. Pero además de personas voluntarias, el programa también cuenta con una red de profesionales para garantizar la calidad del servicio.

El objetivo del programa ‘Ilumina una vida’ es combatir la soledad de las personas mayores que acelera el deterioro cognitivo derivado del aislamiento social”, ha afirmado Mar Aguilera, Directora de la Fundación Alares. “Antes de la pandemia, el servicio era presencial, pero a raíz del Estado de Alarma del mes de marzo de 2020 decidimos convertirlo en 100% telemático. Ahora, nuestro reto es seguir practicando los beneficios de la escucha activa en la nueva ola que es la de la mala salud mental a causa de factores como la soledad o inestabilidad emocional”, ha explicado.

Las 10 localidades con más voluntarios inscritos son: Madrid, Barcelona, Alicante, Asturias, Málaga, A Coruña, Ávila, Almería, Alicante y Cantabria.