Castilla-La Mancha va a destinar más de 1,7 millones de euros a la adquisición de alta tecnología diagnóstica para el Hospital General de Almansa.

Así lo ha destacado hoy el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, durante la visita que ha realizado el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page al centro hospitalario almanseño.

Prácticamente, la mitad de esa inversión ya se ha realizado, puesto que este año se ha dotado al hospital de un nuevo TAC, un nuevo Telemando y una nueva sala de Radiología Digital, tres equipos ya instalados y funcionando.

Precisamente, el Área de Radiología ha sido uno de los espacios que ha recorrido el presidente, quien, acompañado del gerente del Área, Antonio Sánchez Pardo, ha visitado la sala en la que se instalará la futura resonancia magnética del hospital almanseño, una inversión que rondará el millón de euros y que permitirá aumentar la capacidad diagnóstica del centro sanitario acercando, además, esta prestación a los pacientes de su área de influencia.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha destacado que “ya son 700 las personas que están trabajando en el área sanitaria, hemos reabierto la observación de Urgencias, el área de críticos tiene ahora más capacidad, hemos visto las habitaciones que pueden albergar pacientes infecciosos que tengan que necesitar una terapia concreta, a la vez que estamos atendiendo 700.000 consultas al año y 3.700 personas en el área quirúrgica”.

“Son casi dos millones de euros en inversión de alta tecnología”, ha resaltado el consejero de Sanidad, destacando que “hemos visto el nuevo TAC de 64 cortes, que da una dimensión diferente al área diagnóstica, y hemos visto la sala que albergará a lo largo de 2022, la nueva Resonancia magnética”.

El Hospital General de Almansa, inaugurado en febrero de 2007, atiende a una población de 50.559 habitantes de los municipios de Caudete, Almansa, Bonete, Alpera, Higueruela, Montealegre del Castillo y Corral Rubio, así como de los municipios del Valle de Ayora, integrado por los municipios de Ayora, Jalance, Jarafuel, Zarra, Cofrentes y Teresa de Cofrentes, fruto de un convenio de colaboración entre las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana.

Desde 2015 ha experimentado un notable desarrollo, aumentando la cartera de prestaciones y pasando a ser un centro hospitalario altamente resolutivo. De hecho, en estos años, la Gerencia de Atención Integrada de Almansa ha aumentado en un 45 por ciento su presupuesto, pasando de 44,7 millones de euros de gasto total en 2014 a 65,3 millones de previsión de gasto en 2021.

Entre las nuevas acciones puestas en marcha en este tiempo destaca la acreditación para la formación de residentes de Medicina y Enfermería Familiar y Comunitaria; la reapertura de la Observación de Urgencias; la creación de una Unidad de Cuidados Paliativos, Unidad del Dolor, Unidad de Nutrición Clínica y Dietética; puesta en marcha del Servicio de Neurofisiología Clínica o la potenciación de la cirugía menor con un Gabinete Quirúrgico propio.

Además, dentro del trabajo en Red que potencia el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, profesionales de los Servicios de Neurocirugía, Cirugía Pediátrica y Traumatología de Columna, del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete se desplazan a Almansa donde llevan a cabo jornadas quirúrgicas, evitando a pacientes del Área de Almansa que precisan de una cirugía de estas especialidades su desplazamiento a Albacete.

El Hospital General de Almansa ocupa una superficie construida de 25.980 metros cuadrados y se encuentra ubicado en una parcela de 62.753 metros cuadrados. En concreto, dispone de 93 camas instaladas, cuatro quirófanos, un paritorio y 55 locales de consultas externas para Alergología, Anestesia, Cardiología, Dermatología, Aparato Digestivo, Endocrinología, Medicina Interna, Neumología, Neurología, Neurofisiología clínica, Psiquiatría, Psicología, Reumatología, Pediatría, Urología, Obstetricia y Ginecología, Rehabilitación, Traumatología, Cirugía General, Oftalmología y Otorrinolaringología.