Castilla-La Mancha, a través de la Dirección General de Asuntos Europeos, ha defendido una política comercial para la Unión Europea que contribuya al desarrollo social, al bienestar de las personas, a la sostenibilidad y a la transición digital.

Ha sido durante la 143 sesión plenaria del Comité de las Regiones (CDR), celebrada los días 17, 18 y 19 de marzo, y en la que ha participado la directora general de Asuntos Europeos, Virginia Marco, quien ha insistido en la necesidad de que la recuperación tras la pandemia derivada de la COVID-19, “tiene que reforzar el elemento social. Los 20 principios del pilar social tienen que ser una realidad para todas las regiones europeas”.

Los miembros del pleno han hecho balance de los desafíos externo e internos, como el ‘Pacto Verde europeo’ y la transición digital, y han acordado exigir una revisión de la política comercial de la Unión Europea para realinearla con las orientaciones sociales y económicas generales de la eurozona. Además, el Comité de las Regiones ha pedido una mayor participación de los entes locales y regionales, así como de las organizaciones de la sociedad civil, en las futuras propuestas legislativas relacionadas con el comercio.

El papel de las regiones en los planes nacionales de recuperación

Asimismo, el pleno del Comité de las Regiones ha debatido sobre el papel de las regiones y ciudades en el diseño, implementación y gobernanza de los planes nacionales de recuperación, después de conocerse el resultado de una consulta reciente realizada por el CDR, donde se destaca que muchos gobiernos de la Unión Europea están excluyendo regiones y ciudades de la preparación de planes de recuperación posteriores al COVID.

Virginia Marco ha explicado que el Ejecutivo de Castila-La Mancha ha defendido que las regiones “son necesarias en los planes de recuperación de los Estados”, uniéndose así al llamado de las autoridades locales a los gobiernos nacionales para involucrar a las regiones y ciudades en la preparación de estos planes.

La Política de Cohesión como eje de recuperación

Durante la sesión plenaria, Marco ha destacado el papel “imprescindible” de la Política de Cohesión “hoy es más relevante que nunca” y así lo demuestra el programa REACT-EU que forma parte de los fondos de recuperación ‘Next Generation EU’, de los que se han destinado a Castilla-La Mancha 500 millones de euros, gran parte de ellos incluidos en el presupuesto de 2021, y que “se han asignado para hacer frente a la pandemia”, según ha explicado.

En concreto, la directora general ha aludido a las ayudas que el Ejecutivo regional va a dar al tercer sector por valor de 37 millones de euros y que son con cargo al REACT-EU.