Castilla-La Mancha va a defender la prórroga de los ERTE más allá del periodo de vigencia actual, hasta el 30 de septiembre, para aquellos sectores más afectados por el COVID-19 y que son estratégicos en la economía, como el sector turístico. Así lo ha anunciado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, que ha valorado el impacto de la estrategia impulsada desde el Ejecutivo autonómico a partir del año 2015 en el crecimiento del sector, y ha reafirmado el compromiso del Gobierno de Emiliano García-Page para apoyar la recuperación del turismo tras la crisis sanitaria, con la activación de actuaciones en el marco del Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica de la región que con una movilización de ayudas por más de 11,5 millones de euros, superando el presupuesto inicialmente consignado para el sector en el Plan.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha comparecido ante las Cortes regionales en el marco de un debate general sobre el turismo como sector estratégico para Castilla-La Mancha, presentado por el Grupo Parlamentario Popular en noviembre de 2019 y activado en el orden del día de la sesión parlamentaria de hoy. Durante su intervención, Patricia Franco ha subrayado la estrategia regional llevada a cabo por el Ejecutivo autonómico desde el año 2015 para situar al turismo como un sector estratégico de la economía de Castilla-La Mancha, reconociendo el impacto de las políticas implementadas desde la Administración y de la colaboración público-privada en el sector en los últimos años, hasta marcar los mejores registros en materia turística de la región en el año 2019.

La consejera ha explicado que “tras una legislatura nula para el sector, la transcurrida entre los años 2011 y 2015”, el Gobierno de Castilla-La Mancha situó el turismo como uno de los principales pilares sobre los que asentar la recuperación económica de la región, como sector estratégico de la economía, y el desarrollo de un plan de acompañamiento para potenciar el crecimiento del turismo en la región. “Ese Plan, activado de la mano del sector, nos permitió alcanzar las cifras de empleo turístico más altas de la historia, superando los 51.000 empleos al término de la legislatura, y mejorar también de manera notable las cifras de viajeros y pernoctaciones de la región”, ha explicado Patricia Franco, que ha señalado que el sector turístico pasó de una media anual de 2,2 millones de viajeros y de 3,9 millones de pernoctaciones “a una media de 2,6 millones de viajeros y más de 4,8 millones de pernoctaciones en Castilla-La Mancha, un incremento de más del 20 por ciento”.

La consejera también ha destacado acciones como la puesta en marcha de la Red Regional de Hospederías o la convocatoria de Expresiones de Interés, “la más ambiciosa en el apoyo a proyectos turísticos dotada con más de 22 millones de euros”; además de la actualización de la regulación y normativa del sector, y la puesta en marcha de otras iniciativas que apuestan por el turismo de calidad en nuestra región.

Esta estrategia regional para acompañar el crecimiento del sector turístico de la región tenía continuidad en la presente legislatura con herramientas como el Plan Estratégico de Turismo o el Plan Estratégico de Gastronomía, impulsados en el mes de enero, “pero la llegada del COVID nos ha obligado a aparcar de momento esa estrategia para centrar todos nuestros esfuerzos en la supervivencia del sector”.

En este contexto, Patricia Franco ha remarcado que el Plan de Medidas Extraordinarias recoge seis ejes transversales de actuación y cuenta con tres líneas específicas para los sectores más afectados, y uno de ellos es el turismo. “El Plan detalla 15 actuaciones específicas para el sector que se encuentran casi todas iniciadas o en ejecución, y que superan ya los 8,75 millones de euros consignados de manera inicial para las mismas, llegando hasta los 11,5 millones de euros”, ha indicado.

Dentro de esas actuaciones, la consejera de Economía, Empresas y Empleo ha recordado el programa de fomento de viajes Conoce CLM; el plan de formación online para el sector; la campaña de promoción turística de la región, dotada con tres millones de euros; la campaña de promoción turística con influencers; y las ayudas para la mejora de la competitividad de las empresas turísticas; acciones que se han reforzado con otras no recogidas de manera inicial en el Plan como las ayudas para la compra de material sanitario o el envío de más de 19 millones de monodosis de hidrogel a los establecimientos hoteleros y hosteleros de la región.

“Apenas tres días después de la declaración del estado de alarma, pusimos en marcha dos medidas importantes en el marco del decálogo de actuaciones en materia económica, como son la Línea Aval COVID, dirigida a garantizar el acceso a la financiación de las pymes y autónomos; y la agilización en la tramitación de los ERTE por causa de fuerza mayor”, ha asegurado la consejera, que ha destacado los ERTE como una herramienta de contención para el empleo “que ha permitido mantener más de 16.000 puestos de trabajo en la región en el sector de la hostelería, de los cuales ya se han reincorporado más de 5.000 personas a sus puestos de trabajo”. Por ese motivo, Patricia Franco ha querido mandar un mensaje de tranquilidad al sector, afirmando que el Gobierno regional “va a defender la prórroga de los ERTE más allá del 30 de septiembre para aquellos sectores más afectados por el COVID”, entre ellos el sector del turismo.

“Nuestro compromiso con el sector turístico es ahora más férreo que nunca”, ha subrayado Patricia Franco, que ha detallado que, desde el inicio de la pandemia, “el Gobierno de Castilla-La Mancha ha mantenido más de 40 reuniones con el sector; más de 23 de ellas con asociaciones empresariales y colectivos de la actividad turística y más de una decena de contactos con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, entre ellas diez conferencias sectoriales”.