Castilla-La Mancha cumple con la propuesta de precios públicos de matrícula de los estudios oficiales de Grado para el curso 2020-2021 que el Ministerio de Universidades ha presentado hoy a las comunidades autónomas en la Conferencia de Política Universitaria.

Así lo ha manifestado la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, en unas declaraciones ofrecidas tras la reunión, en las que también ha afirmado que “nuestra región está por debajo del techo de precios públicos que el Ministerio pretende marcar a las autonomías a fin de garantizar la igualdad de oportunidades entre estudiantes”.

Con esta reforma, el departamento dirigido por Manuel Castells busca volver a una situación similar previa a la crisis económica, en la que las tasas no tenían horquillas, sino que se establecía un máximo para el conjunto de las comunidades, reduciendo las disparidades existentes entre ellas que hay en la actualidad.

En sus declaraciones, la consejera de Educación ha recordado que el precio actual de la matrícula universitaria en nuestra región está por debajo de la media nacional. “Mientras que en Castilla-La Mancha el valor medio es cercano a los 16 euros, otras comunidades autónomas como Madrid o Cataluña lo tienen muy por encima, con precios superiores a los 20 euros”.

Además, Rosa Ana Rodríguez ha concretado que el precio máximo que va a fijar el Ministerio de Universidades a las autonomías está por encima también de los precios que viene aplicando Castilla-La Mancha desde hace años.

“Estos datos nos llevan a no tener que hacer ninguna modificación al respecto y ponen de relieve la política de precios públicos universitarios que desarrollamos la pasada legislatura”, ha destacado la consejera. “Una política que contempla medidas como la reducción de los precios de Máster, la congelación de los de matrícula hasta 2021, la gratuidad de reconocimiento de créditos y la bonificación de 100 euros para aquellos alumnos de la región que estudian fuera de su provincia”, ha añadido.

Por último, la consejera de Educación ha recordado que a todo esto hay que sumar los anuncios realizados en la pasada comisión sobre la gestión del COVID-19, donde se comprometía congelar, un año más, las tasas universitarias, así como apostar por una política de becas que contrarreste los desajustes que hayan podido surgir a consecuencia de la pandemia.