Castilla-La Mancha ha destinado 150.000 euros en forma de subvención directa a UNICEF para la compra y distribución de vacunas con destino a Bolivia para luchar contra la Covid-19 a través del mecanismo COVAX de vacunación internacional.

Se trata de una iniciativa que ha recibido la autorización del Consejo de Gobierno y de la que ha informado la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, en una comparecencia en la que también ha participado el presidente de UNICEF Comité Castilla-La Mancha, Joaquín Sánchez Garrido, y que ha contado también con la presencia de la viceconsejera de Servicios y Prestaciones Sociales, Guadalupe Martín.

Bárbara García Torijano ha aseverado que “es un compromiso del presidente Emiliano García-Page luchar contra esta pandemia, no sólo en la región sino a nivel mundial. Como de cualquier crisis, se sale cooperando y el Gobierno de Castilla-La Mancha tiene muy clara la importancia que tiene poder contribuir a llevar esa vacuna, esa inyección de vida, a todos los rincones del planeta y así se va a hacer a través de UNICEF”

Concretamente, los 150 mil euros aportados desde la región servirán para adquirir medio millón de vacunas con destino a Bolivia y a las redes de salud seleccionadas de Pando, La Paz y Cochabamba, en el Municipio de El Alto, en el Departamento de La Paz.

En ese país, actualmente, sólo el 37 por ciento de la población está vacunada contra el coronavirus. Con la aportación realizada desde Castilla-La Mancha se quiere llegar a las 480 mil vacunas y, con ello, a subir el índice de vacunación del país al 70 por ciento.

La aportación que hace el Ejecutivo castellanomanchego tiene como fin fortalecer la cadena de frío con la entrega de refrigeradores y fomentar la vacunación mediante campañas de comunicación y la movilización de brigadas de vacunación en comunidades alejadas y zonas periféricas a las ciudades con alta población migrante.

Así lo ha explicado la consejera afirmando que “nos encontramos ante una crisis humanitaria global que amenaza gravemente la supervivencia de gran parte de la población mundial, con especial incidencia en los países en desarrollo y, en el objetivo de superar esta pandemia, es evidente que la vacunación sigue siendo la estrategia más eficaz para luchar contra el virus”.

Las actuaciones se desarrollarán en un plazo de nueve meses desde la concesión de la subvención, que se publicó en el Diario Oficial el 10 de diciembre y cuyo pago a UNICEF ya está formalizado.

Por su parte, el presidente de UNICEF Comité Castilla-La Mancha, Joaquín Sánchez Garrido, ha agradecido la colaboración que siempre han encontrado en el Gobierno regional, en su presidente y en la Consejería de Bienestar Social que, “desde el año 2015 – ha explicado- vienen aportando cantidades muy importantes para financiar la actividad de la entidad que superan los 800.000 euros”.