Castilla-La Mancha cierra la última campaña con una producción récord de vino y mosto: 17,5 millones de hectólitros

Castilla-La Mancha cierra la última campaña con una producción de vino y mosto de 17,5 millones de hectólitros, según los datos definitivos proporcionados por el Ministerio de Agricultura y avanzados por el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez Lizán. A pesar de que esta cifra representa un descenso del 23 por ciento en comparación con el año anterior, la región sigue siendo responsable del 55 por ciento del vino producido en España, consolidándose como la bodega más importante del país.

Martínez Lizán señaló que, a pesar de la disminución en la producción, esta situación puede abrir la puerta a una acción comercial favorable, con la esperanza de que los vinos puedan salir al mercado a precios razonables y que los viticultores puedan obtener una mayor rentabilidad por su producción. Además, se espera que estas circunstancias permitan sacar los remanentes de años anteriores que puedan quedar en bodega.

El consejero también destacó el compromiso continuo de los productores de Castilla-La Mancha para ofrecer vinos de excelente calidad, con denominación de origen o indicación geográfica. En este sentido, resaltó el esfuerzo de la cooperativa ‘San Antonio Abad’ en Fuentealbilla, que lleva 20 años apostando por la calidad y compensando a sus socios en función de la calidad de la uva. Esta cooperativa, que cuenta con unos 500 socios y más de 1.000 colaboradores, ha invertido en una nueva bodega con instalaciones de vanguardia para garantizar un futuro prometedor.

El apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha a la industria vitivinícola también se hizo evidente, ya que se anunció una ayuda cercana al millón de euros para mejorar la bodega de la cooperativa ‘San Antonio Abad’. Esta inversión recibirá el respaldo del Gobierno a través de una ayuda del 50 por ciento de su inversión, en línea con el compromiso de la región para impulsar la calidad y la modernización en el sector vitivinícola.

Además, se han enviado resoluciones aprobatorias relativas a 50 programas presentados por Castilla-La Mancha para la promoción del vino en mercados de terceros países, con un importe total de 2,6 millones de euros. Esta iniciativa tiene como objetivo promocionar la calidad de los vinos de la región en el extranjero, con la intención de aumentar su comercialización en esos mercados.

En resumen, a pesar de la disminución en la producción de vino en Castilla-La Mancha, el compromiso con la calidad y la promoción en el mercado nacional e internacional es un claro indicio del dinamismo y el potencial de la industria vitivinícola de la región. El apoyo del Gobierno regional a través de inversiones y programas de promoción subraya el compromiso continuo de Castilla-La Mancha con su papel como principal productor de vino en España.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×