Castilla-La Mancha ha aprobado la cuarta convocatoria del Programa de Retorno del Talento, una iniciativa que ha permitido el regreso de 478 personas desde el extranjero a la región desde su puesta en marcha y que mantiene sus tres líneas de ayuda, incluyendo novedades como el apoyo en los gastos de alquiler en los primeros tres meses tras la vuelta.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha resaltado el valor del programa, máxime en unos momentos “en los que necesitamos la fuerza de todo nuestro capital humano para la recuperación económica de la región”, y ha avanzado también la aprobación en Consejo de Gobierno de los criterios establecidos para la declaración de proyectos prioritarios en Castilla-La Mancha, una declaración que permite la agilización en los trámites administrativos para su implantación y desarrollo en la región.

La cuarta convocatoria del Plan de Retorno del Talento está dotada con 200.000 euros y contempla tres líneas de ayudas: el impulso a la contratación indefinida, el apoyo al emprendimiento y el llamado pasaporte de vuelta, que posibilita una ayuda para los gastos derivados del regreso desde el extranjero. En el caso de la primera línea, las ayudas son de 10.000 euros para las empresas que contraten de manera indefinida a personas tituladas universitarias o de ciclos formativos y Certificados de Profesionalidad en Castilla-La Mancha, que hayan residido o trabajado en el extranjero durante un periodo, al menos, de seis meses en el último año, que hayan nacido o estado empadronados en la región y que hayan residido en España de manera consecutiva en al menos 12 meses en los últimos 10 años. Estas ayudas se incrementan en 5.000 euros en el caso de que la persona contratada sea titulada universitaria y su contratación esté vinculada a un proyecto de I+D+i en las universidades de la región o en los centros de investigación.

La segunda línea va destinada a apoyar el proyecto emprendedor de aquellas personas que retornen del extranjero para trabajar por cuenta propia en Castilla-La Mancha, cumpliendo los mismos requisitos de la línea anterior. La cuantía máxima de la ayuda en este caso es de 6.000 euros, pudiendo destinarse, entre otros, al pago de cuotas a la Seguridad Social, a gastos para la obtención de financiación o al pago de tasas, impuestos y licencias, además de para el canon de acceso a una franquicia, así como para gastos de publicidad y marketing para el lanzamiento de un nuevo negocio.

La tercera de las líneas – el pasaporte de vuelta – contempla una ayuda de 3.000 euros para aquellas personas cotizantes en la Seguridad Social, RETA o mutualidad del colegio profesional correspondiente, o para aquellas personas que cursan estudios oficiales en algún centro de formación de la región. Esa cuantía permite afrontar gastos como el desplazamiento en transporte público, el traslado de mobiliario y enseres, y, como novedad, los gastos de traducciones oficiales de documentos o convalidación de títulos, el traslado de mascotas y los gastos de alquiler, cuando no se disponga de residencia habitual, durante los primeros tres meses desde el regreso de la persona beneficiaria.

Patricia Franco ha remarcado el valor del Plan de Retorno del Talento y ha señalado su impacto, ya que aunque han sido 197 las personas que se han beneficiado de manera directa de las tres líneas de ayuda en las anteriores convocatorias, “han sido 478 personas las que se han apoyado en el acompañamiento del Plan de Retorno para regresar”. Dentro de esas 478 personas, la consejera de Economía, Empresas y Empleo ha detallado que el 54 por ciento son hombres y el 46 por ciento mujeres, que hay 440 que han vuelto con un contrato de trabajo y 21 que han retornado para emprender, además de otras 17 personas para continuar con sus estudios y proyectos. “Hemos cubierto una alta demanda en sectores como ingenieros industriales y agrícolas, también sanitarios y del ámbito jurídico y de la dirección de empresas”, ha indicado detallando que un 23 por ciento de las contrataciones han sido para ingenieros, un 22 por ciento para personas tituladas el ámbito sanitario y un 18 por ciento por titulados de magisterio.

Once criterios comunes para la declaración de proyectos prioritarios en la región

La consejera de Economía, Empresas y Empleo también ha anunciado la aprobación, por parte del Consejo de Gobierno, de los criterios que establecen el carácter preferencial y la tramitación urgente de los proyectos prioritarios para la región, en el marco de la Ley 5/2020, de 24 de julio, de Medidas Urgentes para la Declaración de Proyectos Prioritarios. Esta ley establece que será el Consejo de Gobierno quien establecerá los criterios que deben cumplir estos proyectos para su declaración, accediendo así a las ventajas que esto conlleva.

Patricia Franco ha recordado que la ley establece 14 sectores estratégicos para la región, para los que se han aprobado once criterios comunes: la creación o mantenimiento del empleo de calidad o que generen un fuerte impacto social y económico; los que conlleven la contratación de personas vulnerables; los proyectos que reúnen requisitos de viabilidad financiera; aquellos que mejoren la competitividad de la actividad empresarial y contribuyan a la vertebración económica y social; los que incrementen el potencial exportador de la región, los proyectos que contemplan la colaboración con empresas tractoras y los que favorezcan la conciliación laboral y familiar.

“En el establecimiento de estos criterios han participado todos los órganos de la Administración regional con competencias en los sectores estratégicos para Castilla-La Mancha”, ha señalado la consejera, quien ha detallado también que estos requisitos se ven incrementados por otros criterios particulares asociados de manera individual a los sectores de actividad, como la producción de energías renovables en el caso del sector energético; el desarrollo del I+D+i en el sector aeronáutico; o la innovación y la digitalización, además del fomento de la desestacionalización de la demanda, en el sector turístico. “Todos estos criterios comparten el objetivo de favorecer las condiciones para impulsar la recuperación económica de nuestra región”, ha señalado Patricia Franco, que ha recordado que la declaración de proyectos prioritarios es válida tanto para el crecimiento de las empresas ya implantadas en la región como para la llegada de nuevos proyectos empresariales.

Patricia Franco ha querido poner en valor el paso adelante dado por el Gobierno regional en el día de ayer con la incorporación de cinco tutoras empresariales, una para cada una de las provincias de la región, después de un proceso de selección entre 73 candidaturas, que conforman las unidades de acompañamiento empresarial para proyectos prioritarios en la región.

La consejera ha recordado que las cinco tutoras fueron recibidas en la mañana de ayer, antes del Consejo de Gobierno, por el presidente regional, Emiliano García-Page, “y nos van a permitir impulsar una ley que se enmarca en nuestro objetivo de seguir avanzando en la recuperación económica”. Patricia Franco también ha destacado, dentro del criterio del impulso a la actividad exportadora, las convocatorias publicadas hoy por el Instituto de Promoción Exterior de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo en el Diario Oficial de la región, para la realización de seis acciones de promoción para diferentes sectores de Castilla-La Mancha en mercados exteriores como China, Taiwán, Marruecos, Túnez o Perú.