Castilla-La Mancha ha aprobado el Bono Joven, un decreto de apoyos económicos para el estímulo del empleo juvenil que establece tres líneas de ayudas para la contratación de personas de entre 16 y 30 años por parte de las empresas de la región. Estas lineas, bajo la denominación de Bono Joven, recogen el espíritu del Cheque Primera Oportunidad que adquirió como compromiso el presidente de la región, Emiliano García-Page, y ofrece tres tipos de ayudas de hasta 12.000 euros para la contratación de jóvenes en Castilla-La Mancha.

El presidente de Castilla-La Mancha ha presentado las nuevas ayudas en un acto celebrado en el Palacio de Fuensalida, en el que ha estado acompañado por la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, y al que han asistido una decena de jóvenes que cursan el último año de estudios de Grado Superior de Mecatrónica y Telecomunicación e Informáticos en el IES Azarquiel.

Durante el encuentro, la consejera ha reconocido que puede provocar “vértigo enfrentaros ahora a la salida al mercado laboral, en medio de una pandemia como la que estamos atravesando”, pero ha comprometido el apoyo del Gobierno regional en esta nueva etapa. Como parte de ese apoyo, Patricia Franco ha puesto a disposición de las personas jóvenes “este nuevo Bono Joven, para que lo llevéis en la mochila en las entrevistas de trabajo y hagáis saber a las empresas que cuentan con esta ayuda desde el Ejecutivo autonómico para incentivar vuestra contratación”.

El nuevo Decreto, aprobado esta semana en Consejo de Gobierno, cuenta con tres líneas, tal y como ha detallado la consejera. La primera de ellas recoge ayudas para fomentar contrataciones de un mínimo de seis meses de duración, con ayudas de 4.800 euros que se incrementan en el caso de que la contratación sea a una mujer, “como parte del esfuerzo por la igualdad en el empleo y para reducir la brecha entre el empleo masculino y el empleo femenino que todavía persiste en nuestra región”.

La segunda de las líneas está destinada a incentivar la contratación indefinida, durante un mínimo de 12 meses, de personas entre 16 y 30 años, con ayudas de 10.800 euros en el caso de que el beneficiario sea un varón, y de 12.000 euros en el caso de que la beneficiaria sea una mujer.

La tercera de las líneas, por último, otorga ayudas de 6.000 y 6.600 euros para la transformación de contratos temporales en contratos indefinidos. “De esta forma, quienes os contraten de manera indefinida, bien de forma inicial o bien primero con un contrato de seis meses y luego acometiendo su transformación, contarán con una ayuda de 10.800 y 12.000 euros, en el caso de hombres y mujeres, respectivamente”, ha indicado.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha destacado que las ayudas estarán disponibles, desde que se publique su convocatoria en el Diario Oficial de la región, hasta el próximo 31 de octubre de 2021, y se ha dirigido a los jóvenes presentes en el acto y al conjunto de jóvenes de la región que comparten su situación, en el último curso antes de la salida al mercado laboral, animándoles a que cuenten con una ayuda que tiene, además, una parte importante de orientación laboral.

“Las ayudas incorporan como requisito imprescindible la labor de orientación durante los seis primeros meses de contratación, para favorecer vuestra inserción en el mercado de trabajo, y para la cual las empresas contarán con nuestra Red de Oficinas Emplea”, ha explicado Patricia Franco, que ha trasladado a los jóvenes, también, motivos para el optimismo.

“Es cierto que la situación es complicada, pero hay datos que nos hacen ser optimistas, ya que cuando llegamos al Gobierno la brecha con el conjunto del país en la tasa de paro juvenil era de más de seis puntos, y en el tercer trimestre de 2015 esa tasa de paro era del 52,77 por ciento; y en la última EPA, esa brecha se había reducido y por primera vez en mucho tiempo estamos por debajo, aunque sea ligeramente, de la tasa de paro juvenil del conjunto del país, con un 40,43 por ciento”, ha remarcado la consejera, que ha valorado el esfuerzo del Gobierno de García-Page en esta materia, que se ha traducido en una inversión de más de 40 millones de euros que han beneficiado a 6.900 jóvenes de Castilla-La Mancha.