Tras la celebración del Consejo Interterritorial de Sanidad extraordinario celebrado en la tarde de hoy, el Ministerio de Sanidad ha decidido la suspensión temporal y cautelar de la administración de vacunas de Astra Zeneca contra el COVID-19, ante la aparición de un caso de trombo en territorio nacional.

La decisión del Ministerio de Sanidad es la suspensión temporal de la misma hasta que la Agencia Europea del Medicamento y la Organización Mundial de la Salud (OMS), analicen en profundidad la seguridad de esta vacuna.

Mientras tanto, en Castilla-La Mancha el Gobierno regional actualizará el calendario de vacunación contra el COVID-19, que continuará como estaba previsto respecto a las vacunas Pfizer y Moderna.

Asimismo, desde la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha se quiere destacar que en la Comunidad Autónoma no se ha producido ningún efecto adverso tras la administración de la vacuna de Astra Zeneca.

Mañana, el director general de Salud Pública, Juan Camacho, ofrecerá una rueda de prensa en la Consejería de Sanidad a las 10:30 horas donde ofrecerá la información disponible hasta el momento sobre el proceso de vacunación en Castilla-La Mancha.