Castilla-La Mancha actualiza la reglamentación de reestructuración vitícola para apoyar a productores ante desafíos climáticos

C-LM flexibiliza normativa sobre reestructuración para ayudar a viticultores a hacer frente a fenómenos como la sequía

El Gobierno regional ha tomado medidas significativas para apoyar al sector vitícola de Castilla-La Mancha ante los desafíos climáticos y normativos que enfrenta actualmente. La publicación de dos resoluciones en el Diario Oficial de la comunidad autónoma tiene como objetivo principal brindar asistencia a los viticultores que han sido afectados por la sequía y ofrecer mayor flexibilidad en la planificación de sus futuras plantaciones.

La primera de las medidas tomadas por el Gobierno regional, anunciada el 30 de noviembre, está centrada en abordar las consecuencias de la sequía que han golpeado duramente a la región. La resolución detalla las zonas afectadas y apunta a la relajación de ciertos requisitos para los viticultores de estas áreas. En particular, se ampliará por 12 meses la validez de las autorizaciones de plantación previstas para expirar en 2023. Esta decisión permite a aquellos viticultores que no pudieron utilizar sus autorizaciones durante la primavera del último año de su validez, por motivo de las condiciones meteorológicas adversas, no perder sus derechos a plantar. Este cambio beneficiará a 2.280 viticultores y tendrá impacto en una superficie de 2.215 hectáreas.

Por otra parte, la segunda resolución, que vio la luz el 1 de noviembre, trata sobre la utilización de plantas injertadas para la campaña de plantación 2023/2024 dentro del marco de las ayudas a las solicitudes de reestructuración y reconversión de viñedo. Tradicionalmente, se requería que las plantas utilizadas para las plantaciones subvencionadas fueran certificadas. No obstantes, tras reconocer una insuficiencia en la disponibilidad de plantas certificadas para ciertas variedades de uva, el Gobierno ha autorizado la utilización de material de planta injertada estándar para variedades específicas, incluyendo albillo dorado, albillo real, garnacha peluda, malvasía, moravia dulce y tinto velasco.

Con la implementación de esta resolución, se otorga una mayor flexibilidad para los viticultores en su planificación de plantaciones que se llevarán a cabo en la primavera de 2024, permitiéndoles comenzar desde ahora con la confección de sus agendas de trabajo y preparativos para dicho ciclo.

También te puede interesar:  Herencia reordena el tráfico en el Polígono Industrial tras la reciente apertura de su ampliación

Estas dos resoluciones demuestran la preocupación del Gobierno regional por la sostenibilidad y la viabilidad a largo plazo del sector vitícola de Castilla-La Mancha y su compromiso con la adaptación a los retos impuestos por el clima y las exigencias del mercado.

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio