El Gobierno de Castilla-La Mancha abrió la puerta, en la mañana de ayer, a aplazar el proceso de oposición en Enseñanzas Medias al año que viene una vez oída la postura de las organizaciones sindicales regionales y luego de encontrar una posición común mayoritaria de todas las comunidades autónomas del Estado.

Castilla-La Mancha abre la puerta a un aplazo para las oposiciones en Enseñanzas Medias al año 2021 y la semana próxima se pronunciará al respecto 1

La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, se expresó de esta manera en una rueda de prensa celebrada para dar cuenta de distintos asuntos tratados en Consejo de Gobierno, en donde aseguró que Castilla-La mancha “se pronunciará de manera definitiva al respecto a lo largo de la próxima semana”.

En su intervención, Rosa Ana Rodríguez destacó que “la postura de Castilla-La Mancha es la de aplazar el proceso de oposición en Enseñanzas Medias al próximo curso escolar aumentando el número de plazas”, al tiempo que ha recordado que “la mayor parte de las organizaciones sindicales apoyan esta propuesta”.

Además, detalló que el Gobierno regional adopta esta postura “en primer lugar, por respeto al profesorado y, en segundo lugar, porque los llamados a realizar el proceso de oposición no cuentan con las condiciones personales, emocionales y profesionales más óptimas para el estudio y para preparar con garantías la prueba.

Pruebas diagnósticas, Evaluaciones y FP

Por otra parte, la consejera de Educación adelantó que, en lo referido a las pruebas de diagnóstico, la región se sumó a la propuesta del Ministerio de suspenderlas. El objetivo de la medida, que implica a escolares de 3º y 6º de Educación Primaria y 4º de Educación Secundaria (ESO), es no sobrecargar al alumnado, a sus familias y a los docentes con este trabajo.

Rosa Ana Rodríguez también habló sobre la postura de Castilla-La Mancha respecto de la EvaU. Al respecto, dijo que “todas las comunidades autónomas hemos llegado al acuerdo de que esta prueba se celebrará en su convocatoria ordinaria, entre el 22 de junio y el 10 de julio, y antes del 10 de septiembre en convocatoria extraordinaria”.

De esta manera, siguió explicando, “hasta no antes del 25 de septiembre, no se producirá la adjudicación del alumnado que haya superado la prueba en convocatoria extraordinaria a las universidades”, al tiempo ha dejado claro que la prueba “se adaptará a las particularidades de este curso y se respetará el modelo y la forma de la misma”.

Sobre la Formación Profesional, la consejera explicó que se reforzarán los canales de estudio y comunicación del sistema e-Learning. Además, para todos los alumnos y alumnas de segundo curso de ciclo formativo de grado medio, de grado superior y de FP Básica, se arbitrarán medidas para seguir cursando el módulo obligatorio de Formación en Centros de Trabajo (FCT) y Proyectos, rebajando la cargo de estos módulos a 220 horas.

La titular de Educación también remarcó que “en lo relativo al alumnado que está realizando este curso en el extranjero, el Ministerio establecerá sistemas específicos para homologar sus estudios, dado que la mayoría de estos alumnos están desarrollando sus estudios de forma on-line”.

“En cuanto a la evaluación del segundo trimestre del actual curso escolar, esta semana mandaremos a los centros educativos las pautas de evaluación e instrucciones para que tomen como referente de la misma lo que hasta la suspensión de la actividad lectiva presencial se había realizado”, ha dicho Rodríguez. “Además, en el tercer trimestre se evaluará al alumnado en lo que ha aprendido en este periodo, no en lo que ha dejado de aprender y, siempre garantizando los criterios mínimos de evaluación que marca la normativa estatal y autonómica”, ha añadido.

Mensaje de agradecimiento

Por último, la consejera envió un mensaje de agradecimiento al colectivo docente y de tranquilidad a las familias. Manifestó que Castilla-La Mancha respaldó las medidas propuestas por el Ministerio de Educación y Formación Profesional en el seno de la Sectorial, encaminadas a que ningún alumno pierda el curso académico, prestando especial atención a los alumnos más vulnerables.