El alcalde accidental de Ciudad Real, Nicolás Clavero, ha firmado esta mañana con el director de Cáritas Diocesana de Ciudad Real, Fermín Gassol, y Jesús María Burillo responsable de la empresa de inserción social Re-Iniciar Alternativas Solidarias, S.L., el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Ciudad Real y Cáritas Diocesana para la recogida selectiva de ropa y calzado mediante contenedores específicos, instalados en la vía pública.

El alcalde accidental de Ciudad Real, Nicolás Clavero, ha firmado esta mañana con el director de Cáritas Diocesana de Ciudad Real, Fermín Gassol, y Jesús María Burillo responsable de la empresa de inserción social Re-Iniciar Alternativas Solidarias, S.L., el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Ciudad Real y Cáritas Diocesana para la recogida selectiva de ropa y calzado mediante contenedores específicos, instalados en la vía pública.

Re-Iniciar Alternativas Solidarias será la encargada de recoger y gestionar la ropa usada que los ciudadrealeños depositen en los contenedores durante los próximos 4 años en el municipio de Ciudad Real. La recogida se efectuará con la frecuencia que, tras un período inicial de prueba, se considere más adecuada para cada ubicación de cada contenedor. En la actualidad Ciudad Real cuenta con una veintena de contenedores de recogida de ropa en superficie, y otros 26 contenedores soterrados.

La recuperación de la ropa usada para su reciclaje genera beneficios ambientales y sociales como la potenciación de la conservación del medio ambiente, posibilitando una mayor reutilización de tejidos y ropas, y la reinserción socio-laboral de las personas en riesgo de exclusión social que participan de este programa, el cual se sostiene en parte por los beneficios generados por la gestión del material textil recuperado.

Alternativas solidarias deberá presentar una memoria anual de la gestión de los contenedores informando sobre el total de los kilos de ropa recogidos y el destino de los Así mismo, destinará la totalidad de los ingresos generados por la gestión de la ropa usada a los programas de reinserción socio-laboral para la creación y mantenimiento de puestos de trabajo, como corresponde a su objeto social, a proyectos de cooperación internacional, y al cuidado del medio ambiente.

Cáritas cuenta con una reconocida trayectoria en acción social y laboral, durante la cual ha recibido la ropa de segunda mano y promovido su reutilización a través de los llamados roperos solidarios, mediante talleres dedicados a la selección, lavado, planchado y etiquetado; todo ello con la finalidad de apoyar procesos de inserción laboral de las personas participantes en los talleres y para aprender habilidades que les faciliten su acceso al mercado laboral.