El subdelegado del Gobierno informa sobre la campaña de la DGT dedicada al control y vigilancia del transporte escolar

El subdelegado del Gobierno de España en la provincia, David Broceño, y la jefa provincial de Tráfico, Raquel García, han informado sobre la campaña dedicada al control y vigilancia del transporte escolar que está dentro de la programación de las Campañas y Operaciones Especiales de vigilancia y control previstas por la Dirección General de Tráfico para este año.

Entre los días 22 y 26 de enero de 2024, y con la colaboración de la Policía Local de diversos municipios (la última vez fueron los de Ciudad Real y Valdepeñas) y de agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, se realizarán inspecciones sobre los vehículos -autorizaciones y documentos, condiciones técnicas y elementos de seguridad, cinturones y sistemas de retención- y sobre los conductores y el permiso de conducción, CAP, tiempos de conducción y descansos, incluyendo controles de alcoholemia y de estupefacientes.

En la provincia de Ciudad Real cada día se ponen en marcha más de 257 rutas para desplazar a más de 3.456 escolares a sus centros educativos, aunque las tasas de accidentalidad son mínimas y se trata de un sector seguro.

En este sentido, todos los vehículos destinados al transporte escolar han de cumplir los requisitos recogidos en el Real Decreto 443/2001 del 27 de abril que, entre otras circunstancias, obliga a que los menores vayan acompañados en el autobús por una persona debidamente cualificada, además de establecer una antigüedad máxima de los autobuses o fijar los seguros de los que han de disponer.

Debido a la importancia que tiene el cinturón de seguridad en caso de accidente, se prestará especial atención al uso de estos en aquellos autobuses escolares que los lleven instalados. Actualmente más del 60% de este tipo de vehículos ya lo tienen incorporado.

Además, desde el 20 de octubre de 2007 se deniega la matriculación a cualquier autobús que no lleve instalados estos sistemas de retención.

“Esta campaña es clave -ha remarcado Broceño- para garantizar la seguridad de niños y adolescentes que viajan en las rutas escolares en autocares ya que se pretende controlar que los vehículos cumplen las normas para reforzar la seguridad de aquellos, así pues, es normal que durante estos días, se vea más presencia policial en el entorno de los centros escolares en vías urbanas, y en las interurbanas estarán presentes realizando esos controles sobre los vehículos agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil”.

La jefa de Tráfico por su parte ha subrayado “que la mayoría de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo, o en los instantes inmediatos y en muchos casos, se trata de atropellos causados por una distracción del menor, del conductor del transporte escolar o de los acompañantes”.

En la pasada campaña dedicada al control y vigilancia del transporte escolar, del 22 al 26 de mayo del 2023, fueron sometidos a control 70 vehículos, según los datos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, siendo un total de 38 los vehículos denunciados sobre los que se formularon un total de 56 denuncias, siendo las más numerosas aquellas que tienen que ver con la documentación y autorizaciones necesarias que han de tener los vehículos y los conductores. De éstas, las que afectan a las autorizaciones especiales que requieren este tipo de transporte (19 denuncias) y a los seguros de responsabilidad necesarios (12 denuncias) son la gran mayoría, no habiéndose formulado ninguna denuncia por exceso de velocidad, alcoholemia o por no usar los cinturones de seguridad.

Otro de los grandes objetivos de la campaña inmersos en la Estrategia de Seguridad Vial 2030 será crear caminos escolares seguros que faciliten el desplazamiento a la escuela a pie, en bicicleta o en transporte público.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×