C-LM prevé una vendimia de las más cortas en los últimos 20 años y estima en torno a los veinte millones de hectolitros

C-LM prevé una vendimia de las más cortas en los últimos 20 años y estima en torno a los veinte millones de hectolitros

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha confirmado en una entrevista en el programa radiofónico ‘Agropopular’, de COPE, que «la vendimia va a ser corta», debido a las altas temperaturas. «Estimamos en torno a los veinte millones de hectolitros de vino y mosto», ha apuntado, datos que suponen «una reducción importante respecto al año pasado del 15 por ciento y, respecto a hace dos años, del 33 por ciento».

A pesar de que se va a tratar de «una vendimia de las más cortas en nuestra región en los últimos veinte años», Martínez Arroyo ha deseado una campaña «tranquila» y «buena», en la que el consejero ha augurado «rentabilidad para todos, principalmente para los viticultores», ya que quedan pocas existencias de la campaña anterior, según ha informado la Junta en nota de prensa.

La vendimia ha comenzado en Castilla-La Mancha con la recogida de las variedades más tempranas, que son las no autóctonas, como moscatel de grano menudo, sauvignon blanc, chardonnay o cencibel, aunque Martínez Arroyo ha comentado que «el inicio generalizado será a primeros de septiembre».

TUBERÍA A LA LLANURA MANCHEGA

Preguntado por la llegada de agua a las Tablas de Daimiel, el consejero ha manifestado que los seis hectómetros cúbicos que se han derivado a través de la Tubería a la Llanura Manchega «no van a resolver todos los problemas del Parque Nacional, pero van a darle un respiro» y eso «es muy importante», ha afirmado, al menos hasta que lleguen las lluvias propias del otoño.

Por otra parte, respecto a la Tubería a la Llanura Manchega, Martínez Arroyo ha declarado que en el seno del Gobierno regional «tenemos el empeño de ponerla en marcha» porque «es clave para garantizar el futuro de nuestros pueblos y agrociudades». Gracias a esta infraestructura, que «se va a utilizar exclusivamente para trasladar agua para beber en el Alto Guadiana, para consumo humano», a principios del próximo año en torno a 80.000 castellanomanchegos y castellanomanchegas «van a poder beber agua en calidad y cantidad suficiente», ha explicado.

El consejero ha detallado que el agua llegará para abastecer a once pueblos de la provincia de Cuenca, dos de la provincia de Albacete y otros dos de Ciudad Real. «Esto es muy importante porque habiendo agua para beber y para la actividad económica, hay agua para la vida», ha concluido.

– patrocinadores –

Amazon Prime para niños

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba