Parece que llegan buenas noticias para el consumidor español, ya que bajará el recibo de la luz alrededor de un 2% en los costes fijos. Más de 11 millones de usuarios españoles se verán beneficiados

La medida de reducir el precio en la factura de la luz viene como resultado del nuevo gobierno de coalición que ha sabido escuchar las quejas y el hartazgo de la ciudadanía por los constantes aumentos. Y es que desde en el 2009, cuando el gobierno de Aznar liberó el mercado eléctrico nacional, los precios de la luz no han dejado de aumentar.

Con la liberación del sector energético, aparecen nuevas comercializadoras de luz que producen una leve mejoría en cuanto al precio de facturación. Pero donde más se aprecian las diferencias de estas nuevas empresas es en la eficacia en asuntos relacionados con la claridad en la comunicación, las ofertas, la atención personalizada y la preocupación medioambiental.

En cualquier caso, resulta muy difícil combatir los constantes aumentos en el precio de la electricidad que las grandes compañías llevan realizando. En los últimos 15 años, el usuario medio ha sufrido un aumento en su factura de la luz de un 87,5 %, según un análisis presentado por FACUA. Este encarecimiento se debe en gran medida al coste de la parte fija, que ha subido hasta el 152,8 %.

¿Quién se beneficia de esta reducción en el precio de la tarifa de la luz?

Los 11 millones de clientes que se van a ver beneficiados por esta reducción de precios en la factura de la luz son aquellos que tienen en estos momentos contratada la tarifa regulada, también conocida como precio voluntario al pequeño consumidor o PVPC. Es en la misma factura donde se puede comprobar si se entra dentro de este grupo. Bajo el título: Tipo de Contrato debe aparecer las siglas mencionadas de PVPC.

Buenas noticias para los consumidores; el precio de la luz baja 3

Aun hay otra forma de comprobar si se puede acceder a esta disminución y cuál es la compañía eléctrica que factura los consumos.

Por otro lado, la nueva factura de la luz vendrá con cambios en relación a los diferentes tipos horarios de facturación. La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) establece nuevos periodos horarios en función del día, del mes y del lugar de residencia (Península, Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla).

¿Por qué se produce esta bajada en las tarifas?

La Comisión Nacional de los Mercados y la competencia ha sido la encargada de tomar la decisión de realizar los cambios oportunos en la nueva forma de calcular los peajes que actualmente se están pagando por el transporte y la distribución de la electricidad.

Este dinero que se paga a las compañías distribuidoras para que el fluido eléctrico llegue a todos los rincones de la nación representa el 40 % de la cantidad total que aparece en el recibo. El 60 % restante corresponde a impuestos (25 %) y a la energía consumida (35%).

Se prevé que los recortes en los peajes alcance el 5,6%, una medida que llega después de cinco años paralizados. Esto significa que cada ciudadano percibirá un descuento de un 2% en su factura.

En principio esta reducción debió de aplicarse el pasado 1 de enero del presente año 2020, pero Competencia ha remitido al Consejo de Estado que el proyecto sigue en estudio. Según los expertos, la medida no llegará antes de mediados de este año.

Evolución de los precios de luz y gas en España

Ha llegado a calificarse de situación dramática, excesiva, abusadora, de emergencia… el constante aumento en los precios de luz y gas en España. Y es que frente a estos precios cada vez más elevados, la crisis económica ha aumentado las dificultades para afrontar sus pagos.

Aunque, efectivamente, los precios de la energía han soportado un notable incremento en toda Europa, los países más afectados han sido Francia y España. Y es que estos dos países son los que poseen una menor producción hidráulica y pocas centrales nucleares.

En comparación, los precios de la energía para los clientes particulares son bastante más caros que para los industriales, siendo estos muy parecidos a la media europea, no así ocurre con los precios que tienen que pagar los consumidores domésticos, que pagan casi el doble de los precios franceses.

Según los datos aportados por Eurostat, las familias españolas están pagando la luz más cara de Europa antes de impuestos. Su precio por Kw/h se mantiene sobre los 0,20 céntimos. Detrás, se posicionan Croacia, con 0,16, Alemania, con 0,13 y Francia, con 0,10 céntimos el Kw/h.

Causas de sus costes

La falta de infraestructuras que aumenten la producción de energía hidráulica, eólica y solar se establecen como las primeras causas de este constante aumento, aunque los expertos indican que el factor principal es otro, que es más bien un problema de tipo regulatorio.

El mercado mayorista, que es el lugar donde se fijan los precios de la energía, ha acelerado sus costes debido a su sistema marginalista. El mercado nacional paga siempre el precio más caro de la unidad de energía, indiferentemente a que su proporción se reduzca en la mezcla energética.