El Ayuntamiento de Brazatortas aprobaba por unanimidad en el Pleno de octubre una nueva rebaja en la ordenanza fiscal del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza urbana, dejándolo para el ejercicio 2021 en un 0,44%.

Decisión que responde “a la necesidad de seguir estableciendo gravámenes que sean más sensibles con la situación de crisis económica que todos conocemos y que afecta a nivel nacional e internacional y por supuesto a nuestro municipio”, explica el alcalde.

Pablo Toledano justifica este año tan importante descuento, pues este año la rebaja ya había dejado el IBI en el 0,46%, en la necesidad primera de rebajar la incidencia por la pandemia y sus consecuencias laborales en una mayoría de hogares de Brazatortas”.

“Además, debemos de ser responsables con los proyectos, con las inversiones, y con el desarrollo de nuestro pueblo, buscando soluciones eficaces y eficientes que posibiliten el progreso y el avance hacia un futuro más próspero”, añade el regidor.

Es el quinto año consecutivo de rebaja que aplica el Consistorio torteño a propietarios de propiedades urbanas, en una progresión “que nos gustaría alcanzar esta legislatura del mínimo que se nos permite, el 0,40%”, avanza Toledano Dorado.

En 2016 el porcentaje impositivo de contribución urbana era del 0,52 y al año siguiente se rebajó al 0,50%; en 2018 fue del 0,48%; en 2019, el 0,47%; y este año ha sido el 0,46% siendo así el más ventajoso en toda la comarca.

Congelación del tasas e impuestos

Con ser importante esta medida, no lo es menos que durante la sesión plenaria, también por la unanimidad de sus dos grupos municipales, la Corporación torteña decidió congelar el resto de tasas e impuestos que dependen del Ayuntamiento.

“Se trata de un acuerdo muy importante puesto que, aunque nuestras arcas ingresarán menos el año que viene por estos conceptos, nuestra responsabilidad es ayudar a todas las personas y familias en una época tan crítica como estamos viviendo”, dice el alcalde.

Exención tasa terrazas hosteleras

Por otro lado, en la misma línea de apoyo a la economía local, en este caso al sector hostelero, el Pleno también aprobó la suspensión durante todo 2021 de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por instalación de terrazas de bares y restaurantes.

“Al dejar sin efecto esta tarifa por ‘ocupación de terrenos de uso público, con mesas y sillas y estructuras auxiliares con finalidad lucrativa’, deseamos que los establecimientos que distinguen a Brazatortas por su excepcional servicio y gastronomía puedan tener la misma acogida que siempre han tenido antes de que comenzara la pandemia”.

Pablo Toledano es consciente, junto a toda la Corporación municipal, de que el atractivo culinario que siempre ha distinguido a la población torteña debe garantizar esa misma atención, “siendo por estas circunstancias preciso ofrecer sus exquisitos platos y cartas gastronómicas en la vía pública como mejor garantía sanitaria”.

Por tanto, esta facilitad para el sector tendrá vigencia entre el 1 de enero de 2021 y el 31 de diciembre de 2021, y es consecuencia de los efectos que sobre dicha actividad ha tenido la aplicación de las medidas de lucha y prevención del coronavirus COVID-19.