El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, realizó un balance positivo de su viaje de promoción turística por las ciudades italianas de Roma y Nápoles. Se mostró muy satisfecho ya que “la marcha y el producto de nuestra tierra venden” en el mercado internacional y además tomó contacto con turoperadores de importancia, “todos ellos predispuestos y proclives a visitarnos y traernos miles de turistas”.

El balance fue realizado en la Borsa Mediterránea del Turismo (BMT) en Nápoles, donde suscribió un acuerdo de colaboración con Expedia Italia, uno de los agentes mayoristas del sector turístico italiano. El objetivo es seguir comercializando los circuitos de Castilla-La Mancha a través de sus paquetes de viajes y vacaciones.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha destacado la importancia de los acuerdos firmados con los distintos turoperadores durante estos días, pues “una parte importante del éxito del turismo está en tener los contactos correctos y adecuados con los turoperadores que conducen y encarrilan el turismo”.

“Europa es un mercado extraordinariamente importante y nos hemos atrevido con Italia porque es un mercado en expansión y además muy hermanado con España”, ha afirmado García-Page, quien ha recordado que el italiano valora “como pocos en el mundo el concepto patrimonial y también muchas tradiciones que compartimos”.

El presidente dijo sentirse “bastante contento” con las acciones túrísticas desarrolladas durante su recorrida y en colaboración con TURESPAÑA. Su opinión es que habrá un incremento aún mayor en las cifras de turismo italiano en Castilla-La Mancha, que en estos momentos se ubica en el sexto mercado extranjero como emisor de flujos turísticos hacia la comunidad autónoma.