El Ayuntamiento de Granátula de Calatrava (Ciudad Real) aprobó por unanimidad de todos los grupos políticos en pleno ordinario correspondiente al mes de junio un Plan Integral de Dinamización Económica frente a la COVID-19. El programa incluye exenciones fiscales para los negocios de hostelería, casas rurales y actividades industriales, así como medidas extraordinarias para las actividades culturales, educativas y deportivas del municipio.

“Con este acuerdo, el Ayuntamiento se pone al lado y al servicio de nuestros vecinos, nuestras pymes y de las personas que lo peor lo están pasando para salir reforzados de las consecuencias de la crisis sanitaria”, subrayó el alcalde de Granátula de Calatrava, Félix Herrera.

El Plan de Dinamización Integral Económica frente a la COVID-19 incluye la exención de la tasa de ocupación de la vía pública para los bares, así como la autorización del espacio de ocupación de la calle y la exención de la tasa de basuras de dos periodos impositivos. En lo que se refiere a casas rurales, también estarán exentas del pago de estos dos periodos de la tasa de basura y de un descuento en la tasa de entradas a museos y espacios culturales para sus turistas.

Apartado importante del documento es la convocatoria de un Plan de Empleo Municipal,  en el que se priorizará a los colectivos más vulnerables, parados de larga duración, con responsabilidades familiares o personas que hayan perdido su empleo por la COVID-19.

El Ayuntamiento garantizará también el mantenimiento de los contratos de trabajo del personal de limpieza, adscribiéndose a otras funciones para garantizar su estabilidad laboral.

Por lo que respecta al comercio y las actividades industriales, la propuesta del equipo de Gobierno ‘popular’, que fue respaldada por toda la Corporación, recoge la exención del impuesto sobre vehículos de transmisión mecánica, que acrediten reducción del 50% de sus ingresos. Del mismo modo, se podrá en marcha una campaña de promoción del comercio local, “para ayudar a nuestros comercio de cercanía a salir reforzado de la crisis derivada de la pandemia”, explicó el primer edil granatuleño.

Herrera indicó que en el plano de los Servicios Sociales se continuará con la ayuda a domicilio, manteniendo los contratos de trabajo y la prestación del servicio de estancias residenciales, “aún cuando la Junta de Comunidades no ha renovado los convenios”, señaló. También se dará continuidad a la prestación del servicio de psicología y se ampliará para impulsar actividades de envejecimiento activo durante los meses de verano.

El plan incorpora también, en materia cultural y deportiva, el mantenimiento del contrato de monitores de la Universidad Popular y de los monitores deportivos “para garantizar también su estabilidad laboral” y la devolución de las cuotas de los cursos no realizados o un descuento para el próximo curso 2020/21.

También se impulsarán las actividades educativas durante el verano para alumnos en edad escolar y el repaso de alumnos de ESO; así como, el suministro de material escolar para el próximo curso y la apertura del punto DIP y sala de estudio y trabajo durante el periodo estival.

Piscina municipal

Por otro lado, y posteriormente a la celebración del pleno, el equipo de Gobierno y el resto de grupos decidieron no abrir este verano la piscina municipal por seguridad sanitaria. “Entendemos que es la mejor forma de preservar la salud de nuestros vecinos, para evitar posibles contagios en un espacio en el que se reúne muchos grupos y es punto de confluencia de los granatuleños y de vecinos de otros municipios cercanos que vienen a visitarnos”, explicó el alcalde del municipio, Félix Herrera.