Con el objetivo de seguir dando pasos hacia una integración plenamente normalizada para las personas con discapacidad, el Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real) y el Club de Baloncesto en Silla de Ruedas de Puertollano, vuelven a unir fuerzas al organizar el III Torneo de Pádel Adaptado Inclusivo que tiene lugar este sábado 12 de junio.

Una cita que viene dando la oportunidad a quienes no padecen dificultades físicas de movimiento de ponerse en la piel de quienes sí cuentan con este tipo de discapacidad, para lo cual se pone a disposición de los participantes, sillas de ruedas desde la que disputar esta versión tan solidaria de un deporte tan practicado.

Asimismo, en un giro todavía más solidario, este año la cita va haber componente benéfica, dado que la inscripción, a razón de cinco euros por persona, le será canjeada por un boleto del Sorteo del Oro de Cruz Roja, que este año lleva por lema ‘Contigo es posible. Luchar por la vida y la salud’.

Ayer tarde, responsables de las diferentes entidades implicadas, daban los últimos flecos para este evento que transcurrirá en las pistas de pádel municipales desde las 19,00 horas y que dará dos primeros premios para las parejas que resulten finalistas. La ganadora recibirá una cesta de frutas y estuche de vino y la segunda el lote de frutas.

Jacinto Arriaga, concejal de Deportes, ponía de manifiesto la sensibilidad del Consistorio rabanero con quienes hacen en especial práctica de deporte adaptado “y aunque la situación no es la más idónea por la pandemia, sí queremos animar a la participación”, en particular además por la colaboración hacia Cruz Roja.

Arriaga, que reiteraba la gratitud municipal al BSR Puertollano por su continuada colaboración desde el inicio del torneo, explicaba como la mecánica de participación supone primero sortear las parejas entre todas los inscritos y luego “se tengan o no capacidades diferentes, uno de los integrantes juega en silla de ruedas y el otro no”.

De esta manera se alcanza el objetivo de la sensibilización que, desde el club deportivo, por mediación de su presidente, Reyes Romero, lleva a agradecer al Ayuntamiento rabanero su implicación hacia el colectivo en general de la discapacidad y que se traduce en esta “experiencia que resulta muy gratificante para quien ya ha participado antes”.

“Es algo que resulta muy innovador porque esas personas ven sobre todo la dificultad que hay a la hora de controlar tanto la silla como la raqueta, de una manera tan diferente a la que normalmente hacen con los pies”, ponía de manifiesto Romero, para quien el torneo contribuye a esa necesaria “inclusión a nivel deportivo, social o laboral”.

Por eso, el responsable del Club BSR Puertollano valoraba la importancia de que “la gente se vaya concienciando de que una persona con movilidad reducida, o con discapacidad o con capacidades diferentes, como se le quiera llamar, no tenemos límites y podemos desempeñar cualquier faceta de la vida”.

Algo que, desde sus respectivos ámbitos de atención social y de apoyo a las personas y familias más vulnerables, hace Cruz Roja Española a través de sus diferentes programas, por lo que Victoria Trapero, la delegada local de la organización, quería agradecer tanto al Ayuntamiento como a la entidad deportiva su interés.

“Esperamos que sigan así mucho tiempo, apoyándonos, porque lo cierto es que necesitamos a todos”, ofreciendo la representante de Cruz Roja el apoyo que así también pueda requerirse de ella, por cuanto “las labores sociales que todos necesitamos son incluso más importantes en esta coyuntura”.