La psiquiatra, Estefanía Segura , y la enfermera Vanesa Tello, integran el equipo de atención hospitalaria domiciliaria para pacientes con patología psiquiátrica aguda de la Gerencia de Atención Integrada de Ciudad Real, un nuevo dispositivo del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM).

El área de Salud Mental de Ciudad Real crea un dispositivo de hospitalización domiciliaria de pacientes psiquiátricos agudos y graves 1

El doctor Luis Beato, jefe de Salud Mental de Ciudad Real, valoró que “lo realmente novedoso y exportable de este modelo es que nos situamos al principio del tratamiento del paciente agudo y abordamos la fase de hospitalización en el hogar”. De esta manera se evita “la desconexión de su entorno”. El proceso dura entre dos y tres semanas, y después el paciente continua con el programa de recuperación habitual en la unidad de Salud Mental, añadió.

El perfil de pacientes que se tratan explicó la doctora Segura, son personas que reúnen todas las características para estar ingresadas en la unidad de agudos del Hospital, pero “que vamos a intentar abordar su tratamiento de forma multidisciplinar sin sacarlos de su círculo familiar y su entorno”.

El paciente psiquiátrico grave no necesita métodos diagnósticos sofisticados ni tratamientos muy específicos que únicamente puedan administrarse en el medio hospitalario. Dos limitaciones para pacientes con patologías de otro tipo que si necesitan la permanencia en el hospital, carecen de sentido para la recuperación de un paciente psiquiátrico, cuyo objetivo final es el retorno al proyecto vital.

El ingreso en estos casos es un factor de “aislamiento y desarraigo de su entorno, lo que puede agravar el proceso y dificultar la rehabilitación”, ha indicado el doctor Luis Beato, jefe de Psiquiatría de Ciudad Real.
Para Estefanía Segura, psiquiatra responsable del equipo domiciliario, que el paciente “se sienta con capacidad de incorporarse a su proyecto vital y controlar la enfermedad es una gran motivación que favorece la recuperación”, así como evita hospitalizaciones recurrentes.

Con esta filosofía, el equipo compuesto por Estefanía Segura y Vanesa Tello se desplaza cada día a los domicilios de los pacientes con patología psiquiátrica grave que se benefician del nuevo modelo asistencial.

El sistema empezó a funcionar de manera estandarizada recientemente, y en el mes de abril ya recibieron atención domiciliaria 19 pacientes del área de salud de Ciudad Real.

La hospitalización no facilita la recuperación rápida de su actividad laboral, académica o social, y también hace que la familia se sienta incapaz de ayudar al paciente en su entorno personal, explica Vanesa Tello. “Al evitar el ingreso en el hospital, estas favoreciendo la rehabilitación”, ha incidido la enfermera.

Si en lugar de tratar al paciente en el hospital, es el especialista el que se desplaza a su domicilio a ayudarle a manejar sus síntomas sin desconectarse de su entorno, y además se ofrecen apoyos a la familia para aprender a entender la enfermedad y servir de refuerzo al paciente, conseguimos dos objetivos: darle confianza a la familia y favorecer que el paciente siga cuanto antes de su proyecto de vida, ha explicado Tello, quien asegura que los cuidados son para el paciente y también para su núcleo familiar.