APROFEM en colaboración con el Ayuntamiento de Ciudad Real, a través del IMPEFE, y el apoyo de la Consejería de Bienestar Social y los Fondos de Interés Social han puesto en marcha un curso pionero destinado a personas con discapacidades diferentes, específicamente discapacidad psicológica, que comenzó en el mes de julio y finalizará en el mes de noviembre. Este curso fomenta por un lado las habilidades terapéuticas y sociales e introduce al diseño de impresión en tres dimensiones de plásticos reciclados.

APROFEM en colaboración con el Ayuntamiento de Ciudad Real, a través del IMPEFE, y el apoyo de la Consejería de Bienestar Social y los Fondos de Interés Social han puesto en marcha un curso pionero destinado a personas con discapacidades diferentes, específicamente discapacidad psicológica, que comenzó en el mes de julio y finalizará en el mes de noviembre. Este curso fomenta por un lado las habilidades terapéuticas y sociales e introduce al diseño de impresión en tres dimensiones de plásticos reciclados.

La alcaldesa de Ciudad Real ha querido felicitar a APROFEM por programar esta interesante iniciativa, que tiene como objetivo final no dejar a nadie fuera del mercado laboral, ya que el “trabajo nos dignifica y nos hace sociedad”.

El presidente del IMPEFE, que ha colaborado con este curso facilitando el uso de las instalaciones, incidía en la importancia de esta actividad con el trabajo en tres dimensiones, ya que “utiliza plásticos reciclados lo cual redunda en la economía circular, economía verde. Un curso bastante interesante para poder formarse para una vida laboral de presente y de futuro”.

El coordinador provincial en Ciudad Real de APROFEM, Luis Fernández Barrios, explicaba que el curso cuenta además con el apoyo del Hospital General. Es un taller de larga duración en el que participan 8 alumnos y alumnas, adaptado a las necesidades del colectivo, que se desarrolla tres días a la semana durante cuatro horas, en las que se alternan “dos horas de terapias y habilidades sociales, con otras dos de diseño e impresión en 3D”.

Los alumnos han mostrado su gran interés por este curso y han leído un manifiesto en el que explicaban “que no hay que tirar la toalla por padecer un trastorno psíquico, no hay que tener miedo, ni vergüenza, solo acudir y buscar apoyo en los especialistas, asociaciones y en el Centro de rehabilitación psico-social y laboral que depende de la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha, porque “no estamos solos”.

 curso de impresión en 3D
 curso de impresión en 3D