La concejala de Hacienda, Mar Álvarez, ha valorado este miércoles en rueda de prensa que a pesar del esfuerzo económico realizado en estos últimos meses desde el Ayuntamiento de Toledo para que ningún ciudadano se quede atrás a causa de la situación socio-económica que ha desencadenado la pandemia de la Covid-19 y del desfase de entre 8 y 10 millones de euros que se prevé sobre la previsión de tesorería establecida a primeros de año, el ejercicio económico cerrará con unas cuentas saneadas que permitirán la amortización total de la deuda del Ayuntamiento con las entidades financieras y comenzar el año 2021 con deuda cero.

Tras la aprobación inicial este miércoles en la Comisión de Hacienda del proyecto de Ordenanzas de Tasas y Precios Públicos, la concejala de Hacienda ha explicado que desde el equipo de Gobierno “hemos incrementado ya en 300.000 euros la inversión en materia social y en medio millón de euros las ayudas a trabajadores autónomos”, y ha valorado la aprobación este martes en el Congreso del Real Decreto que exime a los ayuntamiento del techo de gasto en 2021, lo que permitirá destinar más recursos al ámbito social, a la creación de empleo y a inversiones de mejora de la ciudad.

Además, la responsable municipal de Hacienda ha manifestado que el proyecto de Ordenanzas y Precios Públicos para el año 2021 es histórico, ya que supondrá, en líneas generales, la bajada del IBI; la suspensión de la tasa de apertura a establecimientos, comercio y empresas; la congelación del resto de impuestos y tasas y nuevas facilidades en la tramitación y plazos de pago para favorecer al ciudadano.

En este sentido, Mar Álvarez ha subrayado que gracias a la gestión del equipo de Gobierno de la alcaldesa Milagros Tolón “estamos ante una bajada fiscal histórica” que como ha recordado contempla la suspensión de la tasa de apertura a establecimientos, comercios y empresas, es decir, “cualquier empresa que se instale y haya cambiado su ámbito de actuación no tendrá que pagar nada por la licencia de apertura”.

Además, ha añadido, “habrá una bajada del IBI en cuantía similar a la bajada del IPC interanual, esto es, medio punto porcentual, y se facilitarán aún más los trámites y los plazos de pago, de forma que éstos últimos sean más favorables al ciudadano”.

La concejala de Hacienda también ha valorado la supresión de las reglas fiscales aprobadas en el Congreso este martes. “Es un paso importante que permitirá a los ayuntamientos utilizar sus ahorros para la recuperación económica y social”, ha indicado, no sin antes explicar que con la supresión de las reglas fiscales y el resto de medidas anunciadas por el Gobierno de España en favor de los ayuntamientos “revertimos las leyes que hasta ahora limitaban y coartaban la capacidad de gestión municipal”.