vox mocion venta ambulante

Una forma distinta de hacer política llegó de buena mañana a nuestra ciudad. Llegaba de Albacete y sentó cátedra en Toledo. Desde entonces y, hasta nuestros días, pareciese que nuestra región y. nuestra ciudad avanza con paso firme hacia el futuro, envuelta en una coraza reluciente e impenetrable fabricada con el acero toledano de antaño, que la hace inmune a los devenires económicos, sanitarios y sociales.

Esto es así si nos limitamos a leer los anuncios y titulares que llevan lanzando los dirigentes socialistas que han pasado por el Palacio de Fuensalida o por nuestro precioso consistorio, en distintas etapas políticas. Pero mire vuestra merced, que realidad más distinta se destapa al pasear por las calles de Toledo.

Como buen discípulo, el otro alcalde de la ciudad y hoy presidente de la Junta, ya mostraba destellos de esta manera de hacer política, prometiendo una y otra vez que “el Corte Inglés” llegaba a Toledo para quedarse, y ha seguido practicando la técnica del anuncio, significando, no hace tanto, a una empresa de la ciudad como la gran fabricante de vacunas contra el COVID.

Pero todo lo vivido hasta el momento se queda minúsculo, ínfimo, si lo comparamos con la gran maestra del trampantojo. Y es que el ejecutivo socialista que gobierna Toledo, ha hecho de la política del cartón-piedra su manera de vivir, formando ambos una simbiosis perfecta. No se entiende una sin la otra y la otra sin la una.

Sin embargo, no hay coraza impenetrable para la cruda realidad, que una vez más pone cada cosa en su lugar y como dirían al otro lado del charco, “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”.

Y es que no hay más que darse una vuelta por los titulares de prensa del último año, como por ejemplo los relacionados con las ayudas sociales y el fomento del empleo y recuperación empresarial, y darse otra vuelta por las calles toledanas plagadas también de anuncios, pero anuncios de cierre, de venta o de alquiler.

En marzo de 2020, el ejecutivo toledano, liderado por Milagros Tolón, anunciaba un Plan económico-financiero por el que aumentaba el presupuesto municipal en 2,5 millones de euros para mejorar infraestructuras y afrontar la crisis. Esa crisis que no termina de reconocer Sánchez. El anuncio fue este y, sin embargo, la realidad es que el Ayuntamiento de Toledo fue sancionado por incumplir la regla de gasto en el año electoral. ¡Qué curioso!.

En abril de 2020, sólo un mes más tarde, el Gobierno municipal anunciaba un Plan de reactivación social y económica. Un mes después -mayo 2020- Tolón y los suyos anuncian un segundo plan económico con ayudas directas al pequeño comercio, autónomos y pymes. Su principal problema era la coordinación para no solaparse con las ayudas anunciadas por la Junta de Castilla-La Mancha y el Gobierno Central que por lo visto aprovecharon el confinamiento para avanzar en sus clases de corte y confección para vestir de seda la insoportable realidad.

En el mes de julio, el consistorio toledano anuncia que aprueba las bases de la convocatoria de ayudas destinadas a pymes y autónomos por valor de medio millón de euros que como bien sabrán da para mucho cuando hablamos de recuperar el tejido productivo de la ciudad y entiéndase la ironía que utilizo.

En agosto, repetimos anuncio, que las vacaciones están para disfrutarlas, y el concejal de empleo y promoción económica avanza las bases de la convocatoria de ayudas a trabajadores autónomos y titulares de pequeñas y medianas empresas.

En estas que llegamos a final de año y aunque no hay campanadas, sí que hay anuncios, faltaría más. Así que podemos leer como el Ayuntamiento de Toledo inyecta un millón de euros para los comerciantes y hosteleros de la ciudad y se le da el rimbombante nombre de “Pacto por el Desarrollo económico y el empleo de la ciudad”, aunque no se haya pactado con ningún grupo municipal, a lo sumo, con el concejal no adscrito.

Y para cerrar el círculo virtuoso de la política de cartón-piedra, llega el anuncio de este mismo mes de marzo, donde la portavoz del Ejecutivo detalla que el consistorio toledano aprueba un millón más para ayudar a pymes y autónomos. Eso sí, sin haber pasado aún por el insignificante trámite de ser aprobado en la Comisión de Hacienda ni en el Pleno del Ayuntamiento. Es lo que tienen las mayorías absolutas “off the record”.

Pues bien estimado lector, si ha leído hasta aquí, habrá llegado con la sensación de que no hay ningún problema en Toledo que el Ejecutivo socialista está donde está porque se ocupa del tejido productivo toledano y cuida de todos los ciudadanos sin tener que preocuparse de los millones de euros que hagan falta que para eso han logrado tener superávit.

Ahora le animo a pasear por la calle comercio, a darse una vuelta por el barrio de Santa Teresa y la Avenida de Europa, por poner algún ejemplo y comprobar por usted mismo que los únicos anuncios que reflejan la cruda realidad que vivimos, son los anuncios de “SE VENDE”, “SE TRASPASA” o “SE ALQUILA” que inundan nuestras calles. En el consistorio toledano sobran anuncios y faltan hechos.

Y la triste realidad es que lo anunciado nos parece escaso, pero es que además, no terminan de materializarse los anuncios y lo único que ha llegado al bolsillo de los empresarios y autónomos son 850 euros en todo un año. Además, las exenciones prometidas, como son el pago de las tasas por ocupación de la vía pública, un año después siguen tramitándose, porque quizás el equipo de Gobierno de Milagros Tolón sigue ocupado con su curso de corte y confección.

Desde el Grupo Municipal VOX, llevamos casi un año pidiendo indemnizaciones para los negocios a los que se obliga a cerrar, reducciones fiscales, exenciones en el pago de tasas, flexibilidad a la hora de afrontar el pago de impuestos, líneas de créditos blandos y un innumerable número de medidas para salvar los distintos sectores empresariales y que se hagan de manera urgente, porque cada día que pasa, en España, cierran 122 empresas, siendo las caídas más pronunciadas entre las empresas de tamaño pequeño y mediano.

María de los Ángeles Ramos

Portavoz del Grupo Municipal VOX en el Ayuntamiento de Toledo