Castilla-La Mancha mostró su patrimonio cultural, natural, monumental y artístico con el objetivo de atraer al turismo de Gran Bretaña que se acerca a España en busca de alternativas soleadas, de playas y complementando ambas propuestas. La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, fue la encargada de descubrir ante un nutrido grupo de turoperadores y empresarios hoteleros británicos, los principales atractivos de la Comunidad Autónoma, que ha identificado como la tierra de Don Quijote.

Patricia Franco agradeció la colaboración de Turespaña y el gran trabajo que realizan para promocionar España y sus regiones, y destacó el objetivo de mostrar Castilla-La Mancha como un gran destino turístico en el centro español, así como adelantar algunos de los eventos más relevantes del calendario cultural para los próximos meses.

Entre los lugares más relevantes de la Comunidad Autónoma ha hecho hincapié en tres lugares Patrimonio de la Humanidad, Las minas de Mercurio de Almadén, en la provincia de Ciudad Real y las ciudades de Cuenca y Toledo. Así, ha puntualizado que Toledo, la Ciudad de las Tres Culturas, tiene más de 2.000 años y fue el hogar de El Greco, también es conocida como el Jerusalén de Occidente. Respecto a Cuenca ha destacado su estructura medieval, el referente de la ciudad en la historia del arte abstracto en Europa y sus magníficos entornos naturales. Almadén, por su parte, cuenta con las minas de mercurio más grandes del mundo, que ahora han sido reconvertidas en una atracción turística perfecta para familias y viajes escolares.

En este orden de cosas, mencionó los castillos, monasterios, espacios arqueológicos y ciudades que han mantenido sus fiestas y costumbres ancestrales, hasta convertirlas en referencias culturales que celebran sus mejores momentos entre los meses de abril y septiembre. Por ejemplo, las celebraciones del Corpus Christi en Toledo, la Semana Snta en Cuenca o las tamboradas de Hellín, Tobarra y Agramón, repliques rituales prolongados y acompasados de miles de tambores que redoblan de manera repetida en Semana Santa y que el año pasado fueron declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

La titular regional de Turismo ha hecho alusión también a grandes personajes de la historia de la literatura universal que son sinónimo de esta tierra como Don Quijote, o el internacional director de cine, Pedro Almodóvar.

Además se detuvo en lugares como Almagro, referente cultural y teatral en toda Europa por su Festival Internacional de Teatro Clásico, que se celebra en julio y cuyo Corral de Comedias es uno de los más antiguos de Europa. El Corral almagreño cuenta con la declaración de Monumento Nacional, mantiene la estructura original de los corrales de comedias del siglo XVII, y es el único ejemplo de teatro de este tipo conservado en su integridad que se dio tanto en la España del siglo XVII como en la Inglaterra del teatro isabelino.

Los cuatro parques arqueológicos, los dos parques nacionales y los ocho parques naturales con los que cuenta Castilla-La Mancha han sido también protagonistas de la exposición de la consejera que, con ello, ha subrayado el potencial turístico de una región, Castilla-La Mancha, en la que tiene cabida cualquier apuesta o elección de desconexión y disfrute del tiempo libre.

Solamente en 2018 hubo más de cinco millones de visitantes en Castilla-La Mancha. El objetivo del Gobierno regional es aumentar la visibilidad y mejorar el posicionamiento de la región como un destino turístico para mercados internacionales.

El mercado anglosajón aporta el 7,4% de todo el turismo extranjero que visita Castilla-La Mancha y es el tercer país en el ranking de turistas que eligen Castilla-La Mancha como destino.

“Castilla-La Mancha es un rico y variado destino con un gran número de experiencias turísticas que satisfarán incluso a los turistas más exigentes”, ha dicho Patricia Franco.

Crece la afiliación a la Seguridad Social en turismo por encima de la media nacional

La consejera titular del área de Turismo ha aprovechado para destacar que, como muestra de la buena marcha del turismo en la región, según los últimos datos hechos públicos por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en Castilla-La Mancha en el mes de marzo hubo 47.668 trabajadores registrados en la Seguridad Social en los epígrafes de Alojamiento Turístico, Restauración y Agencias de Viaje, lo que supone un 3% más que en el mismo mes del año pasado.

Según la misma fuente estatal se trata de un crecimiento muy superior al correspondiente al conjunto de España (1,1%) y resulta más elevado que el de la mayoría de destinos de interior, competidores directos, como La Rioja (1,9%), Extremadura (1,5%), Aragón (0,9%) o Castilla y León (que baja un 0,2%).

Castilla-La Mancha se convierte en el cuarto destino español con mejor evolución del empleo turístico durante el mes analizado. “La evolución del empleo turístico constituye un muy buen indicador por el lado de la oferta del dinamismo de la demanda turística en la región” ha apuntado Patricia Franco ante los turoperadores y empresarios turísticos y hoteleros anglosajones.

La presentación finalizó con una degustación de platos elaborados por el conquense Jesús Segura, del restaurante Trivio, en Cuenca, que cuenta con una Estrella Michelin.