Con esta aplicación cada usuario solamente tendrá que indicar el día, la hora y el número de personas para las que quiere realizar la reserva y, si ese espacio está disponible, recibirá un código QR en su móvil que le dará acceso a la instalación.

Para ello, el administrador de la finca deberán configurar previamente la piscina en la app. El configurador permite establecer el horario de apertura y cierre de la piscina, las franjas horarias que se estipulen para su uso por reserva (1 hora, 2 horas, todo el día, etc.), el número máximo de personas por reserva (1, 2, 3, etc), el tiempo máximo de antelación con el que se puede hacer la reserva (1, 2, 3 días) o el tiempo máximo de cortesía para quede liberada la reserva (5, 10, 15 min), entre otras muchas funcionalidades.

Una vez configurada la piscina, cada vecino recibirá en su e-mail un nombre de usuario y una contraseña para poder acceder a la app de reservas. Realizada la reserva, recibirá un código QR que le dará acceso a la piscina en el periodo de tiempo estipulado.

No es necesario contratar una persona para controlar el acceso a la piscina. La lectura del código QR puede quedar en manos del socorrista. Al principio de cada turno, el socorrista irá leyendo los códigos QR de acceso, y una vez concluido el acceso de todos los vecinos del turno, comenzará el tiempo de baño, con lo que no se compromete la labor de vigilancia del socorrista. Terminado el turno, se vaciará la instalación y comenzará de nuevo el proceso. En el caso de que aparezca un vecino rezagado, éste deberá esperar a que el socorrista pueda leer su código QR para acceder a la piscina.

Con la nueva app de Neo Affinis el administrador de fincas tiene una alternativa al sistema de turnos por bloques propuesto por muchas comunidades de propietarios, que no garantizan un uso ecuánime de la instalación por parte de todos los vecinos.

Los turnos de días completos por bloques o portales implican que habrá bloques que disfruten de más fines de semana con piscina que otros (el momento más codiciado de la semana) o que haya vecinos a los que se les asigne un turno que coincide con su horario laboral (si éstos se dividen en mañana y tarde), más allá de dificultad de identificar a los propietarios de cada bloque (para lo que será necesario proveer al socorrista de un listado de vecinos con su número de DNI para que éstos puedan identificarse y acceder a la instalación).

Los administradores de fincas descolocados ante la inminente apertura de las piscinas comunitarias 1