Acuerdo entre Castilla-La Mancha y Colegios de Farmacéuticos para facilitar el acceso a medicamentos hospitalarios en áreas despobladas

Imputan un delito contra la libertad sexual al detenido en Guadalajara tras ser denunciado por una mujer

El Gobierno regional y el Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha (Cofcam) han unido fuerzas mediante la firma de un convenio que permitirá la entrega de medicamentos de dispensación hospitalaria a ciudadanos residentes en zonas de intensa y extrema despoblación de la Comunidad Autónoma.

Este convenio es el resultado de la voluntad compartida de ambas instituciones de colaborar intensamente en el apoyo al desarrollo rural, especialmente en áreas afectadas por la despoblación. Este acuerdo busca adaptar los servicios de asistencia sanitaria farmacéutica a las necesidades específicas de los habitantes de estas regiones.

Alberto Jara, director gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha destacado los dos grandes beneficios que se derivan del convenio. Por un lado, se mejora significativamente la accesibilidad a los medicamentos de dispensación hospitalaria para los ciudadanos en zonas de extrema despoblación. Por otro lado, se pone en valor el papel crucial que desempeñan las farmacias rurales en la comunidad.

La presidenta del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha, Concepción Sánchez, también ha subrayado las ventajas, especialmente para los pacientes quienes son los principales beneficiados. La iniciativa viene a satisfacer una demanda largamente esperada por personas vulnerables, incluyendo a personas mayores que viven solas en poblaciones muy pequeñas. La colaboración entre los servicios de Farmacia de Hospital y las oficinas de farmacia locales se plantea como una solución efectiva para hacer llegar los tratamientos a estos pacientes.

Las entregas se podrán efectuar directamente en las farmacias, botiquines autorizados, o incluso en el domicilio del paciente en aquellas localidades que carezcan de estos establecimientos, tal y como lo informa la Junta en nota de prensa.

El convenio también se enmarca dentro de la estrategia de promoción del medio rural, buscando no solo facilitar el acceso a la medicación sino también contribuir al desarrollo de la red de farmacias rurales, que juegan un papel fundamental en garantizar el acceso a medicamentos en todo el territorio regional.

En lo que respecta a las obligaciones del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), los servicios de Farmacia Hospitalaria asumen la responsabilidad técnica de la dispensación de los medicamentos. Esto incluye la preparación de los mismos, registro y seguimiento, garantizando así la calidad y seguridad en su uso.

Los pacientes tendrán la posibilidad de seleccionar en qué oficina de farmacia o botiquín desean recoger su medicación o, si procede, podrán optar por la entrega a domicilio.

En el proceso de recogida y transporte, las oficinas de farmacia aseguran no solo la recogida y la custodia de los fármacos, sino también el correcto seguimiento y la entrega puntual y en las condiciones adecuadas. Además, deben mantener una comunicación efectiva y confidencial con los pacientes para gestionar la entrega.

Este plan representa un paso adelante en la humanización y mejora de los servicios farmacéuticos, especialmente para la población que vive en las zonas más desfavorecidas debido a la despoblación, garantizando el derecho a la salud y el bienestar de estos ciudadanos.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×