La Asociación de Castilla-La Mancha de Residencias y Servicios de Atención a los Mayores, del sector solidario (ACESCAM), manifestó su apoyo, y su absoluta colaboración para la administración de la tercera dosis de la vacuna contra COVID-19 a todos sus usuarios e, incluso, sus trabajadores llegado el caso.

ACESCAM cumplirá con la tercera dosis pero reclama una solución global 1

ACESCAM, como siempre, cumplirá a rajatabla con las recomendaciones y normativas de las Autoridades de Salud Pública. Así lo hizo durante los meses más duros de la pandemia. Así fue en la primera doble vacunación. Y será así en esta tercera.

“Nuestra organización tiene el firme compromiso de cuidar bien y cada día mejor, a las personas mayores y en situación de dependencia. Y si se ha decidido que es necesario fortalecer las barreras de estas personas frente al virus con la inoculación de la tercera dosis, colaboraremos con absoluta disponibilidad”. Así se ha expresado María Ángeles Sánchez Trillo, secretaria general de la asociación de residencias sin ánimo de lucro.

Trillo reconoció que “a pesar de la doble vacunación ya efectuada, en algunos centros ha habido algún contagio, leve. Es evidente que la inmunidad total no existe. Tampoco con la tercera dosis planeada, pero será una barrera más de defensa de la salud de nuestros mayores”.

Desde su punto de vista, y reiterando el apoyo a la medida, la Secretaria General de ACESCAM busca poner el foco en la urgente necesidad de encontrar una solución global, mundial. “No, podemos quedarnos tranquilos con una tercera, o cuarta, e incluso, quinta dosis, si todavía en este mundo globalizado hay personas, y países sin vacunar”.

De acuerdo a Trillo, “este refuerzo local y nacional sobre los ya vacunados, debe hacerse con el mayor rigor sanitario para no sobrecargar a los mayores, que ya suficientes patologías padecen. Debemos tener en cuenta eso, y su reacción, y también, el peligro que suponen las variantes del virus y sus mutaciones, no vaya a ser que estemos vacunando para variantes que sean, finalmente, muy difíciles de contrarrestar porque hayan cambiado beneficiándose de quienes aún no han recibido ni siquiera una primera dosis”.

Según María Ángeles Sánchez Trillo “nuestro compromiso es hacer las cosas bien, y de manera eficaz. Debemos evitar fórmulas cortoplacistas y muy de marketing social. Tenemos que ser muy cuidadosos con la salud y los momentos vitales de nuestros mayores. Máxima responsabilidad”.

Este año, ACESCAM celebra su 26 aniversario, cuenta con 100 centros y servicios distribuidos en las cinco provincias de Castilla-La Mancha, con 7.000 usuarios de sus servicios, y cerca de 3.500 profesionales.