El sindicato ACAIP-UGT denunció que el pasado fin de semana un interno del Centro Penitenciario de Alcázar de San Juan agredió a un funcionario, mientras estaba en el patio del módulo, que afortunadamente no sufrió lesiones. El incidente, que fue resuelto por la rápida intervención de los funcionarios, se complicó cuando el mando de incidencias de la presión, al tratarse de un interno incluido en el programa de Atención Integral a Enfermos Mentales (PAIEM) y no contar el centro con el único médico que tiene en plantilla por no encontrarse de guardia, no estuvo claro si se podían aplicar las medidas coercitivas en el artículo 72 del Reglamento Penitenciario.
ACAIP-UGT denuncia la agresión de un interno a un funcionario de la prisión de Alcázar de San Juan el pasado fin de semana 1

Por eso, desde el sindicato mayoritario en las prisiones se vuelve a reclamar que se busque una solución a la grave situación que sufre este colectivo desde hace años y que pasa por la reposición de efectivos, reclasificación de Centros Penitenciarios y recepción de una formación adecuada, entre otras reivindicaciones. Se destacó que son cada vez más frecuentes los internos con patologías mentales en Centros Penitenciarios, a pesar de que deberían cumplir sus condenas en Hospitales Psiquiátricos Penitenciarios, un recurso que es escaso ya que no hay suficientes para todos los internos que lo requieren

Esta situación, según destacaron, unida al importante déficit de personal que sufre la Institución, lo que se acusa aún más en los centros pequeños como el del Alcázar, así como en la elevada edad media de los trabajadores que está provocando que hayan aumentado considerablemente el número de agresiones en los Centros Penitenciarios en los últimos años llegando al extremo de no poder garantizar la seguridad ni para ls internos ni para los trabajadores.

A su vez, el sindicato ACAIP-UGT volvió a reclamar que los funcionarios de prisiones sean considerados agentes de la autoridad, una reivindicación que se viene haciendo hace años y que todavía está pendiente de tratamiento parlamentario, al igual que muchos colectivos entre los que están los conductores de transporte público o los maestros que trabajan en los propios Centros Penitenciarios.

Finalizando el comunicado, exigen que en cuanto se constituya el nuevo gobierno a la mayor brevedad posible, se reabra el diálogo con los representantes de los trabajadores abordando los problemas que más preocupan al colectivo ya que en caso contrario la situación seguirá empeorando llegando a ser irreversible.