A partir de mañana, lunes, se podrán recoger alimentos para alumnos becados con la ayuda de comedor en centros educativos de 89 municipios de la provincia de Toledo.

Así lo ha señalado el delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda, que ha subrayado que “dentro de las medidas adoptadas para atender a las personas en una situación más vulnerable durante esta crisis sanitaria, el Gobierno de Castilla-La Mancha va a garantizar la comida a mediodía a los 10.776 alumnos y alumnas becados con ayudas de comedor escolar en la provincia de Toledo el tiempo que los centros educativos permanezcan cerrados” y ha agregado que “en situaciones como las que estamos viviendo, las niñas y los niños son una prioridad”.

Como se recordará el pasado día 18 de marzo, el Consejo de Gobierno, en reunión extraordinaria, aprobó una medida con la que el Gobierno de Castilla-La Mancha garantiza la comida a mediodía a los cerca de 25.000 alumnos y alumnas becados con ayudas de comedor escolar, tanto con becas del 100% como del 50%, el tiempo que los centros educativos permanezcan cerrados a consecuencia del Estado de Alarma en el país, decretado por el Gobierno de España.

Así, se ha establecido una forma de reparto del alimento basado en la gestión del servicio de comedor a través de empresas de cáterin, que se encargarán de distribuir la comida en puntos de entrega determinados por la Junta en colaboración con los ayuntamientos.

Son los ayuntamientos de los municipios que tengan alumnado becado los encargados de garantizar la apertura y cierre de los centros en los que se produzca el reparto, así como su limpieza, y el cumplimiento de las medidas de seguridad que establece la situación de Estado de Alarma decretada en el país.

Las entregas, que se inician mañana lunes, se realizarán dos días por semana, y cada familia conocerá, previamente, por comunicación de su centro educativo, el punto de recogida al que tiene que acudir.

Asimismo, en aquellos municipios con un elevado número de alumnado becado, habrá distintos puntos de reparto, que se han establecido en función de los becados que haya en los mismos.

En este sentido, el delegado de la Junta en Toledo ha recordado que en aquellos municipios donde las empresas de comedores no puedan llegar por motivos logísticos, se tramita la acción mediante el Ayuntamiento, quien se ha puesto en contacto con un establecimiento de la localidad para que las familias puedan realizar las compras de alimentos por el valor de la minuta de cada niño. Posteriormente certificará el gasto del alumnado a la Consejería.

Finalmente, Javier Úbeda ha agradecido en nombre del Gobierno regional “la absoluta disposición y el trabajo” de todos los ayuntamientos de la provincia, de las familias, de las empresas y de todos los colectivos que, directa e indirectamente, están colaborando para hacer efectiva esta medida “tan necesaria para atender a las personas con mayores dificultades y necesidades, en especial en estos momentos”.

- todos contra el coronavirus -Recomendaciones contra el coronavirus para mayores