El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, celebró los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del último trimestre, que reflejan que el paro bajó en la región en 14.900 personas respecto al trimestre anterior, con lo que la tasa de desempleo se coloca en el 19,11% y el número de desempleados asciende a 187.800. Así, se ha felicitado de que en la región haya “casi 80.000 parados menos que hace tres años”, y casi 30.000 hogares menos con todos sus miembros en paro.

Así lo señaló García-Page durante la cesión de la nueva travesía de Horche (Guadalajara) al ayuntamiento de la localidad. El acto tuvo lugar en el Cosistorio horchano y el presidente estuvo acompañado por la consejera de Fomento, Agustina García Élez, y el alcalde de Horche, Juan Manuel Moral.

Para el jefe del Ejecutivo castellano-manchego, quien ha considerado que estos datos son “extraordinarios”, se ha dado la vuelta a la situación de desempleo que sufría la región, “pero no es suficiente”, motivo por el cual se ha comprometido a seguir trabajando en la misma línea, tras haber conseguido bajar ocho puntos el paro en Castilla-La Mancha.

Asimismo, ha recordado que este dato supera el “compromiso mínimo” que asumió para esta legislatura en su discurso de investidura, “pero hasta que no tengamos a todo el mundo en un circuito laboral razonable, adaptado al mercado de trabajo actual, no vamos a descansar”.

Al respecto, adelantó que en algunas zonas de Castilla-La Mancha, como el Corredor del Henares, “se va a entrar en paro técnico en pocos meses”. En estos momentos ya se están empezando a contratar a personal de otras comunidades autónomas por falta de mano de obra. “Eso es algo que debemos extender por ósosis al conjunto de la Comunidad Autónoma”.

Finalmente, García-Page ha atribuido estos buenos datos de empleo al contexto global que registra Castilla-La Mancha, donde se ha generado “confianza política, social y territorial”. Así, ha recordado que la región tiene “el honor” de encabezar el ranking de confianza empresarial en toda España, y que ésta es la Comunidad Autónoma donde “más se ha mejorado la inversión y la calidad en carreteras”.

La nueva senda de déficit, buena para todos

En otro orden de cosas, Emiliano García-Page se ha referido a la postura asumida por la nueva dirección del Partido Popular, que se muestra contraria a apoyar la nueva senda del déficit que el Gobierno de España quiere aprobar. Por ello, ha instado a los diputados y senadores que representan a la región a que “apoyen el oxígeno que nos aporta Europa”.

El presidente regional consideró que “tenemos legitimidad para pedirlo”, con el ejemplo que se está dando en la región con la reuperación de servicios sociales básicos, en contrapunto con actitudes miserables de la política, que proponen “bloquear y taponar una nueva vía de oxigeno a la economía y al empleo de España. Es lo peor de la política” criticó.

Por ello, ha insistido nuevamente al recién elegido presidente del PP, Pablo Casado, para que apoye un objetivo “que es bueno para absolutamente todos los españoles y españolas”.