El Programa de Innovación e Intraemprendimiento Verde, impulsado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y cofinanciada por el Fondo Social Europeo, con la colaboración del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha formado a 33 personas en Toledo y Ciudad Real dentro del ámbito de la mejora de las personas empleadas en su compromiso medioambiental, en una iniciativa gratuita desarrollada de manera pionera en cinco ciudades del país, y que ha formado en total a 82 personas.

El programa comenzó a funcionar en mayo con el objetivo de mejorar el compromiso medioambiental de personas trabajadoras a través de la obtención de competencias en sostenibilidad aplicables en su puesto de trabajo para favorecer la transición de sus empresas a la Economía Verde. En la edición de Ciudad Real han participado 17 personas (9 mujeres y 8 hombres) de entre 35 y 62 años, de las cuales cinco eran personas trabajadoras autónomas y el resto personas empleadas por cuenta ajena. En Toledo, la participación ha sido de 16 personas, una de ellas autónoma, con 11 mujeres y 5 hombres de entre 26 y 58 años de edad.

El Programa se compone de acciones gratuitas de formación, innovación social y acompañamiento, para la mejora de la cualificación y de competencias en temáticas relacionadas con la Economía Verde de personas trabajadoras. Está cofinanciada por el Fondo Social Europeo (FSE), y busca conseguir formación y un empleo de calidad.

En cada ciudad se han impartido 170 horas de formación, a través de sesiones grupales e individuales y webinars con especialistas. Además, se han trabajado metodologías Agile para el intraemprendimiento y favorecer la economía verde.

Las personas participantes han adquirido conocimientos sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, para favorecer la incorporación de nuevos hábitos responsables con el medio ambiente desde su puesto laboral, contribuyendo con ello a una mejor política ambiental de las empresas o entidades donde trabajan.

Además, han mejorado sus competencias medioambientales a través de actividades de formación y asesoramiento sobre innovación social e intraemprendimiento para la transición a la Economía Verde, la transición energética y la transformación digital para la sostenibilidad; asimismo podrán especializarse en profesiones emergentes vinculadas con el sector de la Economía Verde y Circular.

82 participantes en cinco ciudades en todo el país

En total, han participado 82 personas en activo de Cádiz y Marbella, en Andalucía; de Calamonte (Badajoz) en Extremadura; y de Ciudad Real y Toledo, en Castilla-La Mancha. Sus integrantes son 53 mujeres y 29 hombres y, de ellos, un 47 por ciento son mayores de 45 años. Proceden de diferentes sectores profesionales, principalmente de Administraciones Públicas, entidades sociales y economía verde; y el 49 por ciento pertenece al ámbito rural.

Entre sus participantes, el 76 por ciento trabajan por cuenta ajena y el 24 por ciento restante son autónomos. A través de esta iniciativa buscaban mejorar su compromiso ambiental desde su puesto, incorporando nuevos hábitos, comportamientos o herramientas.