Con el fin del estado de alarma y el toque de queda en toda España, la Policía Local de Ciudad Real ha intervenido en varios botellones en zonas verdes y tramitado hasta 15 denuncias por diversas infracciones.

Al igual que ha pasado en muchas otras ciudades de España parecía que la normalidad ha llegado, pero el virus no se ha ido todavía y hay que mantener la precaución. Desde la Policía Municipal de Ciudad Real han destacado que no ha habido ni una sola infracción ha sido en bares y restaurantes.