El Consejo Local de la Mujer ha remitido este martes un nuevo comunicado con motivo de la concentración mensual contra la violencia machista que durante estos meses de pandemia se está celebrando de manera telemática. La violencia hacia la mujer y el papel que juega la sociedad y, en concreto, los hombres, ha centrado el manifiesto de este 6 de octubre emitido por la Asociación de Hombres por la Igualdad de Género (AHIGE), integrante del Consejo Local de la Mujer.

“Los hombres no podemos seguir permaneciendo callados, pretendiendo no tener responsabilidad moral ante las víctimas”, señalan desde el Consejo, para añadir que desde el colectivo de hombres por la igualdad “queremos señalar a los hombres agresores y violentos, por eso hacemos desde aquí una petición a todos los hombres: No miréis a otro lado, no sigáis tolerando en vuestro entorno ninguna situación de violencia, sexismo o discriminación hacia las mujeres”.

En este sentido, desde el Consejo Local de la Mujer apelan a la responsabilidad de la sociedad para actuar “allí donde se dé o se prepare el horror. Denunciad aquellos casos que conozcáis y apoyad, sin vacilar, a las víctimas, pues necesitarán de toda nuestra solidaridad”, ha reivindicado en el manifiesto, para animar a alzar la voz y lanzar a la sociedad en claro mensaje de rechazo absoluto de las raíces de la violencia, negando cualquier razón que la justifique., pues como han subrayado: “No hay excusa posible. El silencio nos hace cómplices”.

De esta forma, un nuevo martes el Consejo ha denunciado la “barbarie” de las violencias machistas, para mostrar “la más enérgica repulsa por los asesinatos machistas que se siguen produciendo” y que según cifras oficiales ascienden a 35 mujeres asesinadas en lo que va de año.

Pandemia, conciliación y las violencias machistas

La pandemia del coronavirus, como han apuntado, está siendo un recordatorio del ‘techo de cristal’ en muchas profesiones y actividades con dificultades para conciliar. La vuelta a la normalidad, cuando se produzca, debe repensar las políticas de igual en este país. “Y los hombres, ¿qué tenemos que seguir haciendo, aún más ahora, en estos tiempos que nos toca vivir a toda la sociedad?”, han preguntado.

Para dar respuesta a esta cuestión, desde el Consejo han explicado que lo prioritario y urgente es abordar la cuestión de la violencia “y no solamente a no ejercerla uno mismo, sino de dejar de tolerarlas en los demás”, es decir, “romper el pacto según el cual cuando se está entre hombres se convierte en un espacio seguro para desarrollar prácticas que saben que ya no son toleradas en el espacio público”.

Otra tarea pendiente, tal y como han indicado desde el Consejo Local de la Mujer este primer martes de mes, es la de cuidados con la corresponsabilidad en tareas del hogar, necesidades de niños y niñas o personas mayores. “Buscar el equilibrio entre la vida laboral y vida doméstica para descargar a la mujer una cantidad de trabajo que pertenece a ambos; y por supuesto saber gestionar tanto las emociones propias como la de aquellas personas que nos rodean y a las que nos gustaría poder cuidar”.

Este martes también se ha enfatizado en la transformación de las violencias machistas con el fin de perpetuar “la sociedad patriarcal como un aviso a las mujeres de hasta dónde puede llegar los actos del maltratador para seguir conservando su poder”, un hecho que como han denunciado desde AHIGE a través del Consejo Local de la Mujer sigue sustentándose en “las desigualdades que hacen que las mujeres y las niñas no puedan disfrutar y ejercer sus derechos como el resto de la población, sobre todo si nos referimos a sectores aún mal vulnerados: víctimas de violencia de género, diversidad funcional, población gitana, rural, LGTBIQ, tercera edad, inmigrantes, refugiadas, familias en situación de pobreza, víctimas de trata y mujeres prostituidas”.